Estadio DeportivoHueco blanco

Las indemnizaciones económicas del Celta llegan a Málaga

La entidad gallega se ha gastado algo más de dos millones de euros para saldar sus cuentas con dos ex de su primera plantilla que ahora buscan el buen camino en otros equipos

Las indemnizaciones económicas del Celta llegan a Málaga
El RC Celta ya ha liquidado varias indemnizaciones; siendo una de ellas con un futbolista del Málaga CF. - UES
Rafa CalaRafa Cala3 min lectura

El RC Celta de Vigo acabó con algunas de las indemnizaciones que tenía pendientes, una de las cuales terminó llegando a Málaga debido a que uno de los que tenía que recibir parte de sus beneficios monetarios era Jozabed Sánchez, actual jugador del Málaga CF que nunca rindió como se esperaba de él en el equipo gallego.

Según avanza La Voz de Galicia, todas las rescisiones a las que se han puesto fin corresponden al año 2020. La primera fue la de Jozabed Sánchez, quien se fuera cedido al Málaga CF en septiembre de aquel año y que posteriormente firmaría, ya como agente libre. Para romper el contrato que le quedaba a Jozabed con el RC Celta, al que le restaban aún dos años, el RC Celta pactó un plan de pagos por valor de 375.00 euros a pagarse en diez mensualidades.

El centrocampista sevillano firmó con el RC Celta de Vigo en el año 2017, cuando la entidad gallego desembolsó unos 3,5 millones de euros al Fulham para hacerse con sus servicios futbolísticos. Con dos temporadas por delante, se decidió poner fin a una relación que en lo deportiva nunca fue fructífera.

La de Jozabed Sánchez no fue la única indemnización a la que tuvo que hacer frente el RC Celta quien también tuvo que resolver el contrato de Óscar García Junyent, quien fuera entrenador del RC Celta de Vigo. El técnico fue despedido en noviembre de 2020, a los pocos meses de hacerse cargo del equipo, lo cual ocurrió en verano.

Cuando el club despidió al técnico catalán pactó el pago de 1.492.305,59 euros de indemnización con una cuota mensual de 108.356,38 euros a abonar entre noviembre del 2020 y el 30 de junio del año siguiente. Además, también se incluyó un pago final de 625.454,55 euros.

A ello hay que añadir el pago a sus ayudantes, los cuales elevaron la cifra final de todas las indemnizaciones que finalmente ascendieron a 2.206.684,39 millones de euros tal y como consta en las cuentas del club gallego.

Se da las circunstancia que tanto Jozabed Sánchez como Óscar García Junyent llegaron con altas expectativas al RC Celta de Vigo, pero ninguno de ellos cumplió con lo que se esperaba de ellos. Convencieron tan poco que sus aventuras como celestes duraron menos de lo esperado. Con todo, la vida sigue y ahora Jozabed Sánchez Intenta ayudar a ascender al Málaga CF a Primera división y Óscar García entrena al Stade Reims.