Qué es y cómo funciona el TMS de la FIFA

El 'Transfer Matching System' es la herramienta implementada por el máximo organismo del fútbol mundial para gestionar los traspasos de futbolistas

Qué es y cómo funciona el TMS de la FIFA
El logo oficial en la sede del organismo en Zürich (Suiza). - Ben Sutherland
Villa GómezVilla Gómez4 min lectura

El Sistema de Correlación de Transferencias o 'Transfer Matching System' (TMS, por sus siglas en inglés) es una plataforma en línea implementada por la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación) para que sus países miembros registren los fichajes de jugadores entre clubes de manera rápida, ágil y transparente. Estaba incluido inicialmente en la División de Legal y de Cumplimiento de la FIFA, que se encarga de promover la integridad y la transparencia en el mercado de fichajes y la aplicación de las normas sobre protección de menores. Hoy en día, dentro de la subdivisión de Normativa Futbolística de la FIFA, aparece en el Departamento de Ejecución Reglamentaria, a cargo de ejecutar y administrar el Transfer Matching System (TMS) con un objetivo en mente: mejorar el mercado de transferencias en el fútbol. El departamento contribuye al crecimiento del mercado de traspasos, basándose en el conocimiento de la FIFA sobre transferencias, regulaciones y tecnología, así como en el compromiso con el desarrollo de productos y servicios de alta calidad, diseñados para satisfacer las necesidades de las partes interesadas y de los clientes.

¿Desde cuándo está vigente el TMS?

La herramienta (el software) TMS se creó en 2007, aunque la introducción del sistema fue aprobada por el Congreso de la FIFA en 2009 y se hizo obligatoria a partir del 1 de octubre de 2010.

¿Cómo funciona el TMS?

Tanto el club comprador como el vendedor deben introducir los mismos datos de la transferencia. Los detalles deben coincidir para que se apruebe la operación y, en casos transfronterizos, se dispensa un Certificado de Transferencia Internacional (vulgarmente conocido como tránsfer). Hay dos variantes: el Sistema de Coincidencia de Transferencias nacionales (DTMS) para intercambio de jugadores entre clubes afiliados a la misma asociación; y el Sistema de Coincidencia de Transferencias Internacionales (ITMS) para transferencias de jugadores entre dos asociaciones de fútbol (países) diferentes.

En un mismo registro deben aparecer: los nombres de los clubes, los datos personales de los jugadores, el tipo de fichaje (traspaso, cesión, intercambio) y todo lo relacionado con las cuantías de la transacción, incluyendo los agentes e intermediarios que intervienen, así como las comisiones. Se deben aportar también los documentos de nacionalidad, una copia del acuerdo del traspaso y la copia del nuevo contrato laboral del jugador, entre otros documentos acreditativos.

El 'caso Fornals'

Uno de los últimos ejemplos en España y Francia de la importancia del TMS se produjo en el pasado mercado de enero, cuando quedó en el aire, al cierre del periodo invernal en las cinco grandes Ligas europeas, el traspaso al Real Betis de Pablo Fornals y la cesión remunerada con opción de compra al Olympique Lyonnais de Saïd Benrahma, ambas desde el West Ham. El club londinense cometió el error de no consignar en el 'Transfer Matching System' de la FIFA el nombre de los agentes que firmaban ambas operaciones, por lo que los datos de comprador y vendedor no casaban, no coincidían. Ya el 2 de febrero, una vez revisados los documentos de unos y otros, se comprobó que tanto franceses como heliopolitanos habían completado bien y a tiempo su parte del trato, por lo que era un error humano de los 'hammers' que pudo subsanarse de forma extemporánea y validarse ambos fichajes. Una prueba de la importancia de que ambas partes rellenen de manera idéntica todos los apartados.

Unete a nuestro canal de Whatsapp Únete a nuestro canal de Telegram