La ambición de José Bordalás

Después de salvarse por los pelos la pasada campaña, el Getafe es una de las buenas noticias de esta liga, pero no contento con eso, su entrenador, José Bordalás, sueña con hacer algo aún más grande

La ambición de José Bordalás
José Bordalás dirigiendo un partido del Getafe - Cordon Press
Francisco SalasFrancisco Salas 4 min lectura

El Getafe se está erigiendo esta temporada como una de las grandes revelaciones de LaLiga, acomodado en la décima plaza y con derecho a mirar más hacia los puestos europeos que hacia el descenso, algo que parecía impensable después de la pasada campaña, donde se salvaron de milagro en la última jornada, y unas semanas antes del final estaban desahuciados. Sin embargo, en el peor momento azulón erigió la figura de un hombre que va a pasar a la historia del club, José Bordalás, que regresó al banquillo en el que tantos éxitos obtuvo, para lograr un milagro, y no solo eso, si no que ese trabajo 'in extremis' surgió efecto y con todo una pretemporada por delante creo un equipo a su imagen y semejanza, que actualmente le permite estar con 17 puntos de ventaja sobre los puestos de peligro y a tan solo seis de Europa.

Con el objetivo de salvarse casi asegurado salvo una debacle, el preparador ilicitano es "ambicioso", tal y como ha manifestado en una entrevista al diario Sport, en la que ha enfatizado que van "paso a paso" y quieren seguir sumando puntos, hasta ver donde "pueden llegar" con una plantilla tan corta como la suya. Más si cabe de cara a partidos tan importantes como el de esta tarde ante el Fútbol Club Barcelona, donde pondrán a prueba su gran momento, frente a los culés, que están en un a situación mucho más complicada, tratando de reencontrar las sensaciones y quitarle al Girona la segunda plaza. Y pese a que no estén bien los catalanes, no cree que eso vaya a afectarles, ya que ante los grandes, "nunca sabe" si es mejor que vengan de una mala o de una buena racha.

Una idea de juego clara

Pese a la fama de 'duros' que tienen sus equipos y su afición por cortar mucho el ritmo con faltas y no dejar jugar al rival, Bordalás tiene claro que quiere que los suyos sean "protagonistas" y verticales atacando, pero reconoce que hay veces que el rival es superior y hay que adaptarse para poder competir contra ellos. De hecho, no siempre puede cumplir "al cien por cien" su filosofía, ya que los entrenadores para subsistir necesitan resultados. El ex del Valencia confiesa que el partido en Montjuic es especial, porque su referente es Johan Cruyff, en cuya idea se basa, aunque como la leyenda neerlandesa le enseñó, para ser buen entrenador, lo más importante es tener grandes jugadores.

Un objetivo futuro

Pese a que su casa es el Coliseum, donde es ya un icono, Bordalás es ambicioso, tanto que entrena cada día para ser mejor e incluso aspirar a en algún momento sentarse en el banquillo de un grande, aunque eso sí, le encantaría poder jugar cada año con el Getafe en Europa, algo que ya logró en la 2020/21, cuando tuvo un destacado papel en la Europa League, aunque después no ha vuelto a conseguirlo. No obstante, esta es la oportunidad, ya que tiene un vestuario joven y sobre todo a dos estrellas que le pueden permitir dar un paso al siguiente nivel, Mason Greenwood y Borja Mayoral. El primero se ha liberado de sus demonios hasta convertirse en uno de los extremos más fiables de LaLiga y el segundo es una de los puntas más en forma de Europa.

Unete a nuestro canal de Whatsapp Únete a nuestro canal de Telegram