Hueco blanco

Koke, ex del Málaga, habla desde la cárcel: "Tengo mis contactos, pero no soy Pablo Escobar"

El ex jugador del Rayo Vallecano, Olympique de Marsella y el conjunto andaluz tendrá que cumplir seis años de prisión por narcotráfico

Koke, ex del Málaga, habla desde la cárcel: "Tengo mis contactos, pero no soy Pablo Escobar"
Imagen de archivo de Sergio Contreras 'Koke' - Twitter
José Antonio RiveroJosé Antonio Rivero 3 min lectura

Sergio Contreras 'Koke', el exjugador que pasó por clubes como el Málaga y el Rayo Vallecano, enfrenta actualmente los primeros meses de su condena de seis años de prisión, después de admitir su participación en una red internacional de tráfico de cannabis. A pesar de su situación, Koke ha compartido algunas anécdotas y reflexiones sobre su vida actual y su experiencia en prisión en una entrevista para Canal Football Club de Canal Plus Francia.

"La vida es un poco complicada. Hay que pagar por estupideces. Necesitamos poner fin a esto lo más rápido posible. Vengo de un barrio de Málaga donde todos mis amigos son amigos de la infancia... Tengo contactos por todas partes, ¡pero no soy Pablo Escobar! Cuando escuchas eso de "traficante internacional" te dices "¿Qué carajo he hecho?", explicó el exjugador, quien a sus 40 años enfrenta las consecuencias de sus acciones pasadas.

Koke también reflexionó sobre las diferencias económicas entre su carrera en el fútbol y su involucramiento en el tráfico de drogas. "Como jugador de fútbol, tienes suerte de ganar mucho dinero. Yo ganaba tal vez un millón de euros al año. En el otro negocio ganas en dos meses lo que puedes ganar en un año en el fútbol. Pero estás arriesgando tu vida", destacó, subrayando los peligros asociados con el mundo del tráfico de drogas, tanto en términos de seguridad personal como legales.

A pesar de las amenazas y los desafíos que enfrenta en prisión, Koke revela que no tiene miedo. "La prisión está abierta para los estúpidos. Voy a volver a prisión, no sé por cuánto tiempo, pero tengo sentencia hasta 2027", comentó durante su período de libertad condicional.

El exjugador también compartió sus observaciones sobre cómo es ser un futbolista en prisión y cómo su fama no cambió su experiencia detrás de las rejas. "Conocía a todos, pero ser futbolista no cambia nada. Había muchos franceses, incluso marselleses. Vi muchas camisetas del Olympique de Lyon en prisión", relató Koke.

La carrera de Koke en el fútbol incluyó etapas en clubes como el Málaga y el Rayo Vallecano, así como experiencias en el extranjero, como su paso por el Olympique de Marsella, el Sporting de Portugal y el Aris de Salónica. Sin embargo, su vida tomó un rumbo diferente que lo llevó a enfrentar las consecuencias legales de sus acciones relacionadas con el tráfico de drogas.

A pesar de su difícil situación, Koke comparte su historia como una advertencia sobre las consecuencias de tomar decisiones equivocadas y la importancia de asumir la responsabilidad de los actos cometidos.