Hueco blanco

Pepe Mel, "confiado" en cambiar la situación en el Málaga

El entrenador malagueño fue presentado este miércoles en el estadio de La Rosaleda, donde ha abierto las puertas del primer entrenamiento a la afición.

Pepe Mel, "confiado" en cambiar la situación en el Málaga
Pepe Mel posa con la camiseta del Málaga. - Málaga CF
José Antonio RiveroJosé Antonio Rivero6 min lectura

Este miércoles era presentando Pepe Mel como nuevo técnico del Málaga CF en sustitución de Pablo Guede. El técnico malagueño firmó su contrato por la mañana y por la tarde fue presentado en la sala de prensa del estadio de La Rosaleda, donde se mostró "convencido" de poder revertir la situación, aunque su único objetivo, al menos por ahora, pasa por ganar al Villarreal B en la próxima jornada.

"Lo que vengo es a sumar, a ayudar, a poner a disposición del club mi trabajo; conectar con los futbolistas, que desde hoy van a ver en mí a alguien que le va a ayudar. Esto es muy largo", aseguró Mel.

Mel no dudó en marcarse como único objetivo el próximo partido del conjunto blanquiazul. "Creo que es muy fácil, este equipo necesita limpiar la cabeza y no hay mejor remedio que lo corto, lo corto es el Villarreal B. Ganar al Villarreal B es nuestro objetivo. Lo necesitamos nosotros, la gente... El futbolista profesional tiene que tener la certeza de que va a ganar y eso es lo que quiero inculcarle a los jugadores. Buenas y malas rachas la pasan todos los equipos de la categoría y nosotros tenemos que empezar a ganar ya este sábado".

Preguntado sobre cuánto le ha costado decidirse en venir al Málaga, Mel no dudó en su respuesta. "Por desgracia para mí entro siempre en los equipos un poco de bombero, pero el Málaga no necesita ninguna presentación. Tiene tanta historia... Siempre fueron sinceros conmigo, cosa que agradezco. Sé que vengo en una situación difícil, pero es algo que he vivido con otros clubes. Lo principal es que los futbolistas crean en mí y se dejen guiar. Con sacrificio y problemas, porque la segunda es muy larga, al final el aficionado se va a ir contento", explicó.

"Ya sé a lo que venía, he vivido esto no muy lejos de aquí, entiendo que la gente quiere ver a su equipo hacer las cosas bien. Esto es un deporte y la gente quiere ver resultados. Lo que confío es en mi trabajo. Creo que todos los futbolistas están capacitados para hacer una temporada y sé que lo vamos a conseguir. Venir aquí es un gran rento, por cómo está la clasificación, pero es un orgullo estar en el Málaga, continuó diciendo el ex de Real Betis, Deportivo de la Coruña o UD Las Palmas, entre otros.

Pepe Mel no echó balones fuera durante su presentación y asume todo lo que arrastra el club. "Todo lo que haya pasado anteriormente lo hago mío desde que firmo, porque acepto las condiciones que me presentan y lo hago mío. Creo que el club ha hecho un buen trabajo en verano y ahora yo voy a trabajar para mejorar y potenciar las virtudes. Nada se puede hacer sin optimismo, yo quiero que desde hoy los futbolistas trabajen con ilusión y óptimos, con la convicción de que van a hacer un buen partido el domingo. El camino es muy largo", afirmó.

Sobre la plantilla, Mel aseguró que "si a todos los entrenadores que están sin trabajar, yo ya no lo estoy, le pusieran una nómina de futbolistas como los que tiene el Málaga, todos querrían entrenarlos. Ahora lo que tenemos que hacer es que el equipo compita. La plantilla del Málaga es muy apetecible para cualquier entrenador".

Palabras de apoyo a su antecesor.

Pepe Mel no se olvidó de Pablo Guede, el técnico al que va a sustituir en el banquillo malaguista. He visto un Málaga cambiante, un Málaga con ganas de hacer las cosas bien, pero que en momentos oportunos no ha tenido suerte, como paso el otro día en Tenerife. Creo que Pablo lo ha hecho muy bien pero no ha tenido suerte. Todos hemos tenido ese momento en nuestra carrera y a todos nos han echado alguna vez".

Cuestionado sobre el próximo partido, el sábado a las 18:30 horas ante el Villarreal B, Me aseguró que "en dos días está claro que es complicado. Creo que los futbolistas lo que tienen que hacer es airear la cabeza. Los futbolistas cuando hay un cambio de entrenador, un tanto por ciento muy grande, se siente culpable y ese duelo hay que pasarlo".

"Lo que está claro es que tenemos que intentar minimizar los defectos del equipo, que el rival no los pueda aprovechar. Mi trabajo es aprovechar y potenciar las virtudes que este equipo tiene. Yo creo que estamos a tiempo. No tenemos nada que esconder, vamos a trabajar con seriedad sobre puntos que para mí son importante. Lo que está claro es que cuando saltas al campo la federación te da un punto, pero el Málaga necesita es ir de tres en tres", siguió diciendo Mel.