Estadio DeportivoHueco blanco
CRÓNICA

Portugal - Uruguay: Bruno Fernandes ejerce de Cristiano para hacer historia (2-0)

Portugal se convierte en la tercera selección que pasa a octavos en Qatar 2022 tras doblegar a una Uruguay que está al límite

Portugal - Uruguay: Bruno Fernandes ejerce de Cristiano para hacer historia (2-0)
Bruno Fernandes celebra uno de sus goles - @selecaoportugal
Antonio José MedinaAntonio José Medina7 min lectura

Dos goles de Bruno Fernandes convierten a Portugal en la tercera selección clasificada para octavos de final del Mundial de Qatar 2022 tras Francia y Brasil. En un partido dominado por los lusos, éstos sólo pudieron sacarlo adelante cuando Uruguay abrió huecos en busca de un gol que aún no conocen tras dos encuentros y de un triunfo que era vital para su supervivencia. Ahora sólo les vale ganar a Ghana en la última jornada y esperar un favor de Portugal ante Corea del Sur.

La defensa de cinco con la que Diego Alonso saltó al campo, con tres centrales y dos laterales defensivos, parecía una declaración de intenciones. La idea, esperar a Portugal para que se desgastase, salir indemne de un dominio esperado y buscar, conforme pasasen los minutos, los huecos que, cada vez más, aparecerían.

- Así vivimos el Portugal-Uruguay (2-0)

La estrategia funcionó en una primera parten en la que los lusos acosaron por momentos la portería de Rochet, en la que incluso hubo fases donde Uruguay no salió de su área y en la que la posesión de su rival estuvo por encima del 70%. Sin embargo, cuando el temporal paso y la potencia de los Valverde, Bentancur y Darwin Núñez apareció, el peligro rondó por la portería de Diogo Costa.

Bentancur se topa con Diogo Costa

Gracias al portero del Oporto, las Quinas seguían indemnes al descanso. El meta luso salvó con los glúteos un gol de Bentancur que parecía inevitable. El centrocampista del Tottenham Hospurt, en una arrancada espectacular, se había ido de cuantos rivales le salían a su paso hasta encarar al meta luso.

Antes de eso, la media hora de dominio se había saldado con un disparo del bético William Carvalho que se había ido alto y un tiro de falta de Cristiano que había acabado en la barrera. El resto de intentos se toparon siempre con la barrera que Diego Alonso había puesto por delante de un casi inédito Rochet.

Con todo igualado, en el final del primer acto bajó el ritmo y lo más destacado fue el infortunio de Nuno Mendes, que se tuvo que retirar lesionado.

La segunda parte comenzó de forma muy diferente a la primera, con un Uruguay apretando y tratando de que no se repitiera lo vivido en el arranque, pero que se encontró con un mazazo que definió el rumbo del encuentro. Con espacios, Portugal logró lo que no había conseguido con un dominio casi absoluto. Primero, meter miedo a Rochet y, segundo, batirlo. Y todo ello en los primeros diez minutos de la reanudación.

Bruno Fernandes decide el partido

El gol fue un centro de Bruno Fernandes que peinó Ronaldo y engañó al meta uruguayo, que cuando quiso reaccionar tenía el balón en su portería. Las imágenes dejaban dudas sobre el autor del gol, los lusos lo celebraron como si fuera de CR7, pero la FIFA se lo dio finalmente a su excompañero en el Manchester United. A Portugal le daba igual porque ya tenía el partido donde quería.

Sin embargo, lo que parecía que iba a ser la mejor situación para los lusos casi se le vuelve en contra. Uruguay hizo cambios, quitó defensas, varió sus hombres ofensivos y sacó todos los pesos pesados que tenía de ataque (Suárez, Maxi Gómez, De Arrascaeta, Pellistri...) que tenía en el banquillo. Ante esto, Santos respindió con Rafael Leao para matar a la contra, pero lo único que vio en la media hora siguiente fue el balón rondando la portería de Diogo Costa.

Olivera y Pellistri ya crearon pelaigro antes de que Maxi Gómez mandara, a a un cuarto de hora del final, un balón al palo. Tres minutos después, la defensa portuguesa permitió que Luis Suárez controlara dentro del área y, casi sin ángulo, mandó el balón a la red, pero por fuera y por muy poco. Diogo Costa le sacó un balón a De Arrascaeta segundos más tarde... El gol se olía.

Portugal sobrevive al acoso

Santos tardó en darse cuenta, pero finalmente lo hizo. Y con un triple cambio en el 82 dio por zanjado el encuentro. Los diez últimos minutos el balón volvió a ser luso ante un cuadro uruguayo al que sólo le mantenía vivo su fe.

Y eso acabó con una jugada controvertida en el último minuto reglamentario, una mano de Giménez que en España nunca habría pitado, pero que el árbitro iraní del encuentro convirtió en penalti. Bruno Fernandes, con maestría, cerró el encuentro engañando a Rochet.

Era un doblete. No se sabe si era consciente de él, aunque se supone que sí porque en los nueve minutos que finalmente se añadieron, el centrocampista luso buscó el 'hat-trick' y tuvo hasta dos ocasiones claras, la primera la sacó el meta charrúa y la segunda topó con el palo.

No se llevó el balón, pero sí la clasificación de su equipo para octavos de final. Y con grandes opciones de ser primero, lo que seguramente le hará evitar a Brasil en octavos.

Ficha técnica

Portugal: Diogo Costa; Cancelo, Pepe, Ruben Dias, Nuno Mendes (Guerreiro 42'); William Carvalho (Palhinha 82'), Rubén Neves (Rafael Leao 72'), Bernardo Silva; Bruno Fernandes, Cristiano Ronaldo (Gonçalo Ramos 82') y Joao Félix (Nunes 82).

Uruguay: Rochet; Varela, Giménez, Godín (Pellistri 62'), Coates, Olivera (Viña 86'); Valverde, Bentancur, Vecino (Arrascaeta 62'); Darwin Núñez (Maxi Gómez 73') y Cavani (Suárez 73').

Goles: 1-0 (55') Bruno Fernandes; 2-0 (92') Bruno Fernandes, de penalti.

Árbitro: Alireza Faghani (Irán). Amonestó a los uruguayos Bentancur y Oliveira y a los portugueses Rubén Neves, Joao Félix y Rubén Dias.

Incidencias: Partido disputado en el estadio de Iconic Lusail ante 88.668 espectadores.