Estadio DeportivoHueco blanco

La superstición de Koundé desata la ira de Deschamps: "No tiene derecho"

El ex del Sevilla FC saltó al terreno de juego en el Francia-Polonia del Mundial 2022 con una cadena de oro y casi le cuesta una tarjeta amarilla; Deschamps mostró su enfado

La superstición de Koundé desata la ira de Deschamps: "No tiene derecho"
Koundé, en el mmento de retirarle la cadena en el Mundial - ED
Antonio José MedinaAntonio José Medina3 min lectura

La imagen de Jules Koundé con una cadena metálica y dorada alrededor de su cuello durante la primera mitad del Francia-Polonia de los octavos de final del Mundial de Qatar 2022 ha dado la vuelta al mundo.

El ex del Sevilla FC y actual defensa blaugrana entró en el once de Didier Deschamps para jugar en el lateral derecho y, en una de sus primeras acciones fue captado por las cámaras, lo que dio pie a las críticas de los comentaristas, que señalaron como liegal que pudiera portar ese collar durante el encuentro y tacharon de irresponsable a Koundé.

Eso lo saben todos los futbolistas y así lo dice la regla 4 de la normativa de la IFAB: "Los jugadores no deberán llevar equipamiento ni objetos peligrosos. Se prohíbe todo tipo de accesorios de joyería".

A poco rato las cámaras captaron al defensa francés quitándose la cadena con la ayuda de un mimebro del staff técnico de Didier Deschamps. Y según desveló el seleccionador galo posteriormente, lo había hecho por indicación expresa del árbitro, que podía haberle amonestado por ello. "El árbitro nos había advertido que en cuanto se detuviera el juego...", aseguraba el preparador galo, que va más allá y también arremete contra Koundé por su 'descuido'.

Deschamps, muy enfadado

"No tiene derecho. No sé qué tenía en el cuello. Sé que Jules es un poco supersticioso, lo tiene en los entrenamientos y no sé el significado, Yo le dije, además, "tienes suerte de que no estoy delante de ti, si no...", indicaba un enfadao Deschamps, quien no se había dado cuenta de la situación hasta que no se lo advirtió el colegiado venezolano Jesús Valenzuela.

"Los jugadores no pueden llevar pulseras o collares. Tampoco van a jugar con reloj o gafas de sol. No está permitido. Jules Koundé no tenía por qué... Pensé que se lo estaba quitando, pero al parecer no fue así. Es culpa nuestra”, añadía.

Koundé también fue interpelado por ello al final del encuentro y, según señaló a Relevo, todo había sido un descuido. "Lo olvidé. Nunca me pasa, ni en España ni en ningún lugar, pero esta vez se me olvidó. El árbitro solo me dijo que me la quitara, pero nada más", confirmó el ayer lateral galo.

Al final, el exsevillista tuvo fortuna y, lejos de ver una amarilla, su error se quedó en la referida advertencia, que solucionó rápidamente quitándose la cadena. Deschamps lo mantendría sobre el césped del Estadio Al Thumama hasta el tiempo de prolongación del partido, cuando fue sustituido por Disasi.