Estadio DeportivoHueco blanco

¿Es el mercado de fichajes la solución para este Sevilla?

Los primeros partidos oficiales de la temporada empiezan a dar la razón a aquellos que abogaban por una cambio en el proyecto

Fernando RuizFernando Ruiz
Seguir
4 min lectura
¿Es el mercado de fichajes la solución para este Sevilla?
¿Es el mercado de fichajes la solución para este Sevilla? - Lince.

El Sevilla Fútbol Club no pudo pasar del empate en su segundo partido de LaLiga frente al Real Valladolid lo que unido a la derrota de la primera jornada tan sólo le hace sumar un punto de los seis primeros disputados, algo inusual en un club como el Sevilla que no se veía en una situación similar desde 2015, donde Unai Emery llegó a ser colista en las jornadas cuatro y cinco, logrando su primer triunfo en la sexta jornada.

Ese equipo logró remontar finalmente y acabar la temporada en séptima posición, en la final de la Copa del Rey y ganando la Europa League que le daba derecho a disputar la Champions League en la próxima temporada. Muchos sevillista en la mañana de hoy firmarían con sangre repetir esa temporada y es que la preocupación en gran parte de la grada es patente. Es cierto que sólo llevamos disputadas un par de jornadas y que todavía quedan 10 días para que cierre el mercado de fichajes pero ¿es esta la solución?

Y es que la preocupación de la grada no es tan sólo por los resultados, sino más bien por las sensaciones. Muchos de los aficionados que apostaban por la continuidad de Julen Lopetegui pese a la mala segunda vuelta del campeonato pasado porque pensaban que el vasco cambiaría algo, pero nada más lejos de la realidad.

El Sevilla Fútbol Club vuelve a caer en los mismos errores que la pasada temporada, mucho toque, mucho pase de seguridad, pero poca llegada a la portería rival. Es cierto que en la primera parte frente al Valladolid llegó a hacer hasta once tiros, pero tan sólo uno de ellos fue entre los tres palos. En la segunda parte, donde las sensaciones fueron peores, más de lo mismo, siete disparos y tan sólo uno a puerta, el del gol de Rekik. Y es que hasta el Valladolid tiró más a puerta (3) que el Sevilla. También Osasuna disparó más a puerta que los nervionenses en El Sadar (5 por 3) aunque en ambos partidos la posesión fue claramente sevillista... algo que cada vez tiene menos importancia en el fútbol.

Dos descuentos manejados horrorosamente teniendo la necesidad de buscar el gol y con prisas tras desperdiciar tantos y tantos minutos. Decenas de centros sin rematador y lo peor de todo, con la sensación de no haber un plan B desde el banquillo, con un Julen Lopetegui que se desgañita pero que no parece tener una alternativa y con algunos jugadores que han involucionado de una manera muy preocupante. Por ello no parece que sea algo que pueda solucionarse en el mercado, porque para empezar harían falta sacar del vestuario a cinco o seis futbolistas y traer a otros tantos, algo que no va a suceder, y este quizás la solución este en el mercado de fichajes, pero no en el de futbolistas, sino en el de entrenadores...

Todo esto apuntará irremediablemente al banquillo. Los resultados son los que acaban dictando sentencia y por ahora no acompañan. Es muy pronto, cierto, pero si el vasco no es capaz de revertir esta espiral de sensaciones, acabará donde muchos querían que hubiera acabado al final de la pasada temporada.