Estadio DeportivoHueco blanco
El Sevilla se reconcilia con su afición: "Y pobre del que quiera robarnos la ilusión"

El Sevilla se reconcilia con su afición: "Y pobre del que quiera robarnos la ilusión"

Con Jesús Navas e Isco Alarcón como protagonistas, el club nervionense se dio el primer baño de masas de una decepcionante temporada y encuentran energía positiva, cariño incondicional y apoyo para darlo todo tras el parón y revertir su delicada situación

Aitor TorviscoAitor Torvisco3 min lectura

Las sonrisas de Isco Alarcón y Jesús Navas, caminando en medio de un enfervorecido pasillo de aficionados del Sevilla FC que les jaleaban, eran elocuentes. El capitán hacía tiempo que no se daba un baño de masas como éste, mientras que para el malagueño era el primero, salvando aquella multitudinaria presentación de finales del pasado mes de agosto. La temporada 2022/2023 ha dejado el tercer peor arranque de la historia del club nervionense y el peor en el Ramón Sánchez-Pizjuán (aún no ha ganado en LaLiga en siete partidos como local), pero la 'Fiel Infantería' demuestra que el amor a los colores es incondicional y que pobre de todo aquel que quiera robarle la ilusión.

En la tarde de este pasado viernes, el Sevilla FC inauguró su cuarta tienda oficial, situada en el Centro Comercial Torre Sevilla. Colas kilométricas de aficionados esperaban la llegada de Navas e Isco amenizando la espera con cánticos sevillistas e incluso haciendo la ola, en una prueba irrefutable de que el amor por el blanco y el rojo está por encima de todo, incluido del lógico descontento con la negativa marcha del equipo, que llegará a las señaladas fechas navideñas hundido en zona de descenso en la clasificación de Primera división.

A eso de las 18:00 horas, los futbolistas internacionales se abrían paso entre una marabunta sevillista para hacer de anfitriones en esta exitosa puesta de largo del nuevo establecimiento del club en la capital andaluza. Hubo varias sorpresas, como la presencia de la 'streamer' sevillista Espe, pero la gran atracción para los cientos de asistentes fue la de poder estar a sólo unos centímetros de distancia de Isco y Navas, abrumados por el caluroso recibimiento que les tributaron.

Fotografiarse con sus ídolos y llevarse a casa un autógrafo, ya sea sobre papel, sobre fotografías impresas o en camisetas, hizo muy felices a los aficionados congregados en la Torre Pelli. Hubo quien no pudo aguantar la emoción de un momento así, como una chica que no lograba contener las lágrimas por verse cumpliendo un momento con el que había soñado durante muchos años y tenía que ser consolada por su madre.

"Navas está igual que siempre. Tiene 37 años y parece que tiene 15, da igual lo que haga porque... ¿Se meterá en el congelador por las noches?", bromeaban en el vídeo compartido por los medios del club dos jóvenes aficionadas sevillistas sobre el eterno aspecto de adolescente del capitán, que esta misma semana soplaba 37 velas en la tarta de su cumpleaños.