Estadio DeportivoHueco blanco

Hazard, Catar, su posible venta… Ramazani repasa su situación en el Almería

El jugador belga viene de hacer gol con la selección sub21 de su país y ya se postula como una gran promesa en Europa

Hazard, Catar, su posible venta… Ramazani repasa su situación en el Almería
Ramazani durante su entrevista en la concentración con la selección belga sub21 - Karel Hemerijckx
Luisma SanchezLuisma Sanchez5 min lectura

La Unión Deportiva Almería tiene un diamante en bruto con Ramazani y eso cada día más gente es consciente de ello. El jugador belga cada vez va aumentando más de valor en el mercado y es una futura estrella. En su país son conscientes de ello también, más quizás que en LaLiga española.

Después del parón de selecciones y marcar gol ya se encuentra concentrado con la UD Almería para preparar el partido ante el Athletic Club de Bilbao en San Mamés. Al jugador belga le ha dado tiempo a repasar algunos aspectos en una entrevista para el Het Nieuwsblad flamenco.

Las declaraciones de la entrevista de Ramazani:

El interés del Lille y el Mónaco este verano: “Yo también leí eso, pero vender no es lo mío, lo que quería era mostrarme con el Almería y quedarme una temporada más”.

El Almería pedía 15 millones: “Sí, y tal vez más (risas). Creo en mis habilidades”.

Su marcha de Bélgica: “Dejé Anderlecht porque no tuve la oportunidad de jugar, a menudo me sentaba en el banquillo sin razón aparente, estaba entrenando duro”.

Una oportunidad para mostrar su talento: “Sí al 100%, estaba decidido a mostrar mi talento y preferiría que fuera en otro país, así que fui al Charlon Athletic e hice un período de prueba de cuatro semanas y terminé quedándome con ellos”.

“No fue fácil, al principio me quedé allí con mi padre y mi hermano, después de un tiempo mi hermano y yo estábamos solos, para lograr tu sueño tienes que hacerlo, ¿no? Cuando firmé mi primer contrato profesional a los 16 años me quería el Manchester United, el club más grande del mundo, y luego me metieron en un ambiente familiar”.

Su altura, un obstáculo: “Tal vez ese fue el problema en Anderlecht, no lo sé, pero mi altura no ha sido un obstáculo en ningún otro lugar, siempre he tenido confianza en mí mismo”.

Su debut con el Manchester United: “Mi contrato estaba a punto de terminar y jugué una buena temporada con el segundo equipo. En el partido de Astana, estaba convocado la mitad del segundo equipo y Solskjaer contó conmigo. Me había entrenado y lo estuve convocado varias veces con el primer equipo, pero era la primera vez que jugaba con ellos. ¿Lo hicieron porque hice una buena temporada y pude haber sumado al equipo? ¿O porque querían que renovara mi contrato? Pienso que ambas”.

Su gol frente al Real Madrid: “Driblar a Rudiger no es nada fácil, es un gran jugador y es casi imposible vencerlo cuando le das la espalda, así que decidí golpearlo sabiendo que no podría pasarme si yo iba primero”.

Su recuerdo del partido: “Me arrepiento de no haber pedido la camiseta de Eden Hazard o Thibaut Courtois. Especialmente Hazard, mi gran modelo a seguir, estaba parado con él en el mismo estadio, tal vez en ese momento ni siquiera sabía que yo era belga”.

Sobre Hazard: “Me hubiera gustado verlo volver al Chelsea. Hazard en el Real Madrid es diferente al Hazard del Chelsea, quizás por las lesiones y quizás porque no juega mucho. No lo sé francamente, pero ver a Hazard en la situación actual es triste”.

Soñar con jugar el Mundial: “Sí, por supuesto, esto es un sueño, recibo muchos mensajes en Instagram para jugar en la selección de Burundi como mi hermano mayor, pero desde que era niño quería representar a Bélgica. Espero poder ir a la Copa del Mundo en Qatar, este es uno de mis objetivos y creo que puedo hacerlo”.