Estadio DeportivoHueco blanco

El piloto sevillano Manu Bejarano, podio en la pista, pero séptimo en Spa

El sevillano acaba tercero la segunda carrera, aunque relegado más atrás por una sanción de cinco segundos. La Lamborghini Super Trofeo Europa, la competición para hasta la cita de Barcelona el 1y 2 de octubre

El piloto sevillano Manu Bejarano, podio en la pista, pero séptimo en Spa
Manu Bejarano llegó a saborear el podio en Spa. - Imperiale Racing
Estadio DeportivoEstadio Deportivo3 min lectura

Manu Bejarano se va de Spa-Francorchamps con una sensación agridulce, con la seguridad de que estaba para lograr sendos podios en las dos pruebas del trazado belga de la Lamborghini Super Trofeo, pero con un escaso botín de puntos.Y es que si un drive through en la prueba del sábado daba al tras con sus opciones cuando iba tercero a cinco minutos del final finalizando vigésimo, en la segunda carrera una sanción de cinco segundos hizo que perdiera la tercera posición conseguida en pista para acabar séptimo.

Fue una prueba accidentada, en la que el coche de seguridad tuvo que salir en varias ocasiones y en la que el sevillano dio otra lección de pilotaje partiendo desde el décimo lugar. Con los coches ocupando todo el ancho del circuito belga en la salida lanzada, Bejarano se puso octavo aprovechando una salida de pista por delante y su buena colocación. No tardó en superar a Rodrigo Testa antes de que el primer 'safety car' hiciera aparición y tras dos adelantamientos limpios más el de Montequinto se estabilizó en el quinto lugar.

Por delante, Lewis Williamsson se mantenía en primera posición, seguido de Brandon Leictch y Martin Kodric. Antes de que se abriera la ventana para hacer la obligada parada en boxes el coche de seguridad tuvo que hacer acto de presencia de nuevo y para cuando se abrió la calle de garaje el sevillano se mantuvo sobre el asfalto, no así Amaury Bonduel, que iba justo delante de él. Conducir solo tiene el hándicap de que la parada en boxes es más larga y cuando se reintegró a la carrera Bejarano era sexto.

Sin embargo, no cejó en su empeño el andaluz, con más ritmo que los coches que tenía delante. Inició la persecución de Gerhard Watzinger después de que Kodric, que había entrado tercero en la calle de talleres y salió quinto, hiciera un trompo. Bejarano le cogió el interior a su rival y se llevó consigo detrás al británico Dan Wells, con quien empezó una pugna de continuos adelantamientos entre ellos.

Pero Wells, siendo quinto, se llevó por delante al ruso Dimitri Gvazava y el sevillano aprovechó la acción para colocarse cuarto y poner la directa a por Massimo Ciglia, cuando dirección de carrera comunicó su sanción de cinco segundos por adelantar con el safety car en pista. Lo hizo a pocos segundos del final de la prueba, acabando sobre la pista en tercer lugar, aunque esos cinco segundos de sanción lo relegaron al séptimo puesto final.