Estadio DeportivoHueco blanco

El último y definitivo troleo de Alonso en Alpine

Solo tres horas después de su última carrera con la escudería francesa, el asturiano ya había trasladado sus pertenencias al hospitality de Aston Martin

El último y definitivo troleo de Alonso en Alpine
Fernando Alonso cierra definitivamente su etapa en Alpine. - @alo_oficial
Gracia ÁvilaGracia Ávila3 min lectura

Se acabó. Fernando Alonso terminó muy emocionado el Gran Premio de Abu Dhabi, el último al volante de Alpine. La cita, donde sumó el sexto abandono de la temporada, fue un exhaustivo resumen de lo que el bicampeón lleva sufrido durante los últimos meses. A pesar de tratarse de una despedida, el asturiano admitió estar “contento” por comenzar “un nuevo proyecto ilusionante”.

Tanto fue así que solo tres horas después de su última carrera con Alpine, Alonso ya se había instalado en el hospitality de Aston Martin en Yas Marina. Un troleo definitivo, una bofetada sin manos, ya que ni siquiera esperó 24 horas.

Alonso, que estaba deseando acabar con Alpine, estrenará el AMR22 de Aston Martin mañana, en los test de pretemporada de Pirelli en Yas Marina. En esta primera toma de contacto, más que el rendimiento, el ovetense probará el asiento, el volante, los mandos y comenzará a proponer los cambios para confeccionar un bólido a su medida.

Alonso ya apuntó a un futuro en las alturas mientras padecía en Alpine: “Este equipo (refiriéndose a Aston Martin) no está para acabar cuarto, quinto o sexto en Mundial, está para ganarlo. Eso es lo que intentaremos en 2023 y 2024”.

Final desastroso con Alpine

Fernando Alonso terminó con una sensación agridulce en Abu Dhabi: frustrado por acumular un nuevo cero; y contento por cerrar la página de Alpine. Y es que mientras firmaba una buena remontada, encarrilaba hacia los puntos y lo más importante, superaba a Esteban Ocon en la tabla de pilotos, lo mandaron a parar por un problema en el motor.

“Es inaceptable y todos los problemas sucedieron en mi coche, así que estoy feliz de terminar, de hacer mañana el ajuste del asiento con Aston Martin y de hacer el martes el test de neumáticos. Espero que empiece otro proyecto con mejor suerte", añadió.

La temporada, ha sido para olvidar, y termina con la espina para Alonso de no haberse podido despedir de Sebastian Vettel en la pista haciendo alguna locura.

El bicampeón español ha tenido que hacer frente en Alpine a muchos contratiempos no solo técnicos y mecánicos, sino también encontronazos con su compañero de escudería. Ayer dejó claro que todas esas polémicas ya solo son parte del pasado: "Tengo ilusión de mañana hacer el asiento, empezar un nuevo proyecto que siempre es ilusionante".

Después de todos los infortunios acumulado esta temporada, Alonso no tiene dudas: “Será un 2023 con mucha más suerte”.