Estadio DeportivoHueco blanco

La gran dificultad de ganar el Cross Internacional de Itálica

Sólo el gran Kenenisa Bekele ha conseguidor vencer en más de dos ocasiones; al algunas leyendas como Paul Tergat les constó mucho imponerse

La gran dificultad de ganar el Cross Internacional de Itálica
Ganar en el Cross Internacional de Itálica no es sencillo. - Lince
Rafa CalaRafa Cala3 min lectura

El Cross Internacional de Itálica es una de las pruebas más difíciles de ganar de su especialidad. Prueba de ello es que sólo una persona se ha podido imponer en tres ediciones, la leyenda Kenenisa Bekele, pero no fueron de manera consecutiva. No hay un dominador claro y siempre hay lugar para la sorpresa, lo cual le da mucho más aliciente a la prueba porque cada año que pasa se espera que alguien nuevo aparezca para alzarse como campeón en las tierras de Santiponce. Para explicar la dificultad que supone vencer en el Cross Internacional de Itálica, no hay nadie mejor que José Manuel Díaz Chaves, quien ha sido director de la prueba durante 16 años.

El que es ahora colaborador del Cross Internacional de Itálica, tras dejar la dirección este año, José Manuel Díaz Chaves, explicó muy claro la dificultad que tiene repetir victoria en la prueba hispalense. "No es que nadie había ganado tres veces. No de forma consecutiva, sino ganar tres veces, porque había corredores como, precisamente Paulo Guerra, Fernando Mamede, Charles Kamathi… que ganaron en dos ocasiones, pero que nadie, cuando volvía repetir, lo conseguía por una tercera vez".

Para darle más relevancia a esta dificultad Díaz Chaves se acordó de un gran corredor de fondo como era Paul Tergat, keniano que fuera leyenda del fondo mundial en los años 90 y la primera década de este siglo. "Ni siquiera Paul Tergat que ha sido uno de los mejores corredores de la historia lo ha logrado. Aquí de hecho le costó muchísimo trabajo ganar una prueba".

Por este motivo, José Manuel Díaz Chaves pone en tanta importancia la figura de ganar el Cross Internacional de Itálica y alza la figura de Kenenisa Bekele, quien dio el golpe ganando por tres veces, rompiendo así la famosa "Maldición de Adriano". "Ya era algo que queríamos darle un nombre porque era muy extraño que nadie podía repetir tres veces. Al final con Bekele, la verdad es que es un auténtico monstruo del atletismo pues conseguimos que rompiera digamos. Fue una maravilla, una auténtica satisfacción que un atleta como él consiguiera batir eso, además le hicimos su regalo de un regalo grabado por la parte trasera conmemorativo de esa rotura de la “Maldición de Adriano”, aseveró.