FÚTBOL PORTUGAL

Australia, India y ahora Estoril: Jacobo Ramallo, el entrenador universal

02.10.2020 | 10:54
Australia, India y ahora Estoril: Jacobo Ramallo, el entrenador universal

Estoril (Portugal), 2 oct (EFE).- Con una experiencia como segundo entrenador en Australia, en India y ahora en el Estoril Praia portugués, Jacobo Ramallo es un técnico universal por sus destinos, pero también porque no se cierra a ningún estilo: le gustaría trabajar tanto con José Bordalás como con Ronald Koeman.


En una entrevista con EFE, Ramallo (Salamanca, 1985) repasa su trayectoria en el Adelaide United australiano y en el Odisha FC indio, marcada por nombres como los de Guillermo Amor y Josep Gombau.


El presente, su actual desafío en el Estoril, donde trabaja mano a mano con el portugués Bruno Pinheiro en una segunda división portuguesa en la que "no hay partido fácil".


Pregunta: ¿Cómo tomó la decisión de ir a Australia?


Respuesta: Fue una decisión personal, tanto de mi mujer como mía. Simplemente un "¿por qué no irnos?". Era un país que siempre nos había atraído.


Fuimos sin ninguna intención a nivel profesional pero tuve la suerte de topar con Josep Gombau, y es de las personas que te abren la puerta sin conocerte ni esperar nada a cambio.


Tengo muy buen recuerdo porque estuve primero con Josep, que me abrió las puertas, para dejarme luego con Guillermo Amor, y después también ser compañero de un alemán que llegó a entrenar en Bundesliga (Marco Kurz).


P: ¿Cómo fue trabajar con Guillermo Amor?


R: Recuerdo hablarlo con mi mujer. Cuando colgué le dije: "Me ha llamado Guillermo Amor". De sorpresa. Era una llamada que esperaba, pero no deja de sorprender.


Es un día a día de una persona espectacular, con un liderazgo siempre muy positivo, de igual a igual. Y con lo que domina de fútbol y los niveles a los que ha jugado, era un aprendizaje constante.


P: Después de Australia, India.


R: Es un contraste muy fuerte. Quizás Australia representa el primer mundo y la India es un país todavía en vías de desarrollo, con algunas situaciones complejas, sobre todo para los que tenemos una mentalidad muy occidental. Ahí volví a trabajar con Josep Gombau.


P: Ahora está en el Estoril. ¿Tenía ganas de volver a Europa?


R: Sí. Es cierto que tengo una mentalidad bastante viajera. A nivel personal soy bastante inquieto, no tengo ese interés desmedido por volver a casa o sentirme cerca de casa. Me encuentro cómodo viajando y descubriendo nuevos lugares.


P: ¿Qué es lo que más le llamó del proyecto del Estoril?


R: Es una liga fuerte y un país que está en pleno foco del fútbol europeo. El fútbol portugués es muy importante y no sólo es que sea la segunda división, sino que estás hablando de un club con un potencial espectacular, con una historia y un bagaje increíble.


P: ¿Cómo está siendo trabajar con Bruno Pinheiro?


R: Encuentro algunas similitudes con Guillermo Amor. Me gusta mucho la manera en la que interpreta el liderazgo, desde el primer día.


Ha sido una pretemporada donde, al margen de lo que no podemos controlar, ha ido todo perfectamente sobre lo planeado. No ha habido conflicto ninguno, siempre un trato de igual a igual tanto con el jugador como para los compañeros del equipo técnico. Eso el jugador también lo nota y lo agradece.


P: Han empezado muy bien la temporada y el Estoril es uno de los candidatos al ascenso. ¿Cómo ve las posibilidades?


R: Ni me lo planteo. Hemos tenido cuatro jornadas y quizá más que los resultados son las sensaciones. El único partido que perdimos (...), hasta el momento que encajamos el gol me encontraba muy tranquilo y de alguna manera feliz porque los errores eran sencillos de detectar.


Estos mensajes de ascenso o de retorno a primera división creo que ayudan poco en el corto plazo e incluso tras algún traspié o un empate no deseado puede generar una presión que es sólo generada por nosotros, por ese tipo de mensajes.


P: ¿Qué jugadores del Estoril destacaría?


R: Más allá de cualquier individualidad veo un grupo muy compacto y homogéneo. El que entra tiene muy claro lo que tiene que hacer y no hay grandes altibajos. Quizá ese puede ser uno de nuestros secretos, que vamos a ser una familia.


P: ¿Qué es lo que más le está gustando del fútbol portugués?


R: Que no hay partido fácil. Creo que empieza a calar el mensaje de que somos un equipo al que le va a gustar tener el balón e intentar dominar desde esa posición.


Siempre hay un par de individualidades que te pueden hacer daño. Hay excepciones pero no ves grandes resultados, no ves derrotas muy abultadas.


P: ¿Algún entrenador con el que le gustaría trabajar?


R: Creo que no hay ninguno con el que no me gustaría. Dentro del fútbol profesional quiero pensar que todos tienen algo. Tampoco soy muy esclavo de ningún estilo. Entiendo que hay entrenadores que con un estilo lo hacen muy bien.


Valga como ejemplo ahora el líder de la Liga (española), que no es el Real Madrid ni el Barcelona ni el Atlético, es el Getafe. Es un equipo que juega tremendamente bien, de una manera diametralmente contraria a un Barcelona. Y de las dos maneras se puede jugar bien. Mientras se juegue bien, se compita y lleguen los resultados, me valdría y me sería tan satisfactorio trabajar para el señor Bordalás que para el señor Koeman. Paula Fernández

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal