Estadio DeportivoHueco blanco

El espejo en el que se miran los canteranos del Granada

El espejo en el que se miran los canteranos del Granada
Carlos Neva da un pase durante el encuentro entre el Granada y el Atlético de Madrid. - Chema Ruiz España
Chema Ruiz EspañaChema Ruiz España5 min lectura
Sin la barrera que durante años separó al primer equipo del Granada de su cantera, los jugadores que crecen en las categorías inferiores del club rojiblanco miran hacia arriba con esperanzas. La entidad nazarí apuesta ahora por el talento que se forma en sus entrañas, con el objetivo de levantar a partir de él un plantel sólido en el futuro, lo que hasta el momento se ha traducido en varias renovaciones clave de futbolistas del Recreativo, en dinámica de trabajo con Robert Moreno y considerados potenciales jugadores de la primera plantilla. En ella hallan a Aarón Escandell, Carlos Neva, Darwin Machís, Antonio Puertas y Luis Suárez, que, aun con la particularidad de cada una de sus situaciones, constituyen un espejo para los pupilos de Rubén Torrecilla en el filial.

Aunque Adri Castellano, José Antonio González y Juancho no lograron asentarse en la primera plantilla del Granada, con la que trabajaron durante la temporada 2018/2019, sí se mantuvo en el equipo Aarón Escandell. El guardameta llegó un curso antes al filial rojiblanco, procedente de las categorías inferiores del Málaga, y convenció tras su buena campaña bajo los palos del Recreativo. Desde entonces, ha permanecido en el equipo como alternativa a Rui Sillva, durante las tres última campañas, y a Luís Maximiano en este ejercicio.

Debutó en aquella temporada Carlos Neva, que, con el equipo ya en Primera división, convenció a Diego Martínez durante la pretemporada, para ser a priori el tercer lateral izquierdo del equipo. La bajas de Quini y Álex Martínez le llevaron a la titularidad en la quinta jornada de Liga, ante el Barcelona, y aprovechó la oportunidad para afianzarse en el puesto. Su caso es uno de los de mayor éxito en los últimos años. Llegó al club en la temporada 2017/2018, procedente del Marbella, y supo esperar hasta que le llegó su momento. En este momento es indiscutible para Robert Moreno, como también lo fue para su anterior entrenador.

Igualmente relevante es Antonio Puertas, historia del Granada. El almeriense recaló en el filial rojiblanco en 2010, cuando militaba en Primera Andaluza. Encadenó dos ascensos consecutivos con el segundo equipo granadinista, que alcanzó la entonces denominada Segunda división B, antes de marcharse al Almería. Del filial indálico promocionó a Segunda división, donde cuajó una gran campaña 2016/2017. Ello le otorgó un billete de vuelta a Los Cármenes, en esta ocasión en el primer equipo, al año posterior. Relegado al ostracismo durante la temporada 2017/2018, alcanzó su mejor versión con Diego Martínez. Desde entonces, ha sido una pieza fundamental para el conjunto granadinista.

La historia de Machís es similar, pero con más viajes de ida y vuelta. Llegó al Granada en 2012, pero como miembro del primer equipo, como propiedad de la red de Gino Pozzo. Aquella misma temporada salió cedido al Vitoria de Guimaraes, a cuyo regreso se instaló en el filial rojiblanco. Alternó su presencia en la segunda plantilla granadinista con préstamos a Hércules, Huesca y Leganés, de Segunda B, Segunda y Primera división, respectivamente. El descenso del Granada le abrió las puertas de Los Cármenes, pero el frustrado intento de ascenso le llevó a Udinese y, posteriormente, a Cádiz durante la temporada 2018/2019. El retorno del club a Primera propició la adquisición del vinotinto en propiedad.

Luis Suárez fue el último jugador del filial que alcanzó la primera plantilla del Granada, de forma similar a la que llevó a Machís a asentarse en Los Cármenes. El delantero pasó por el juvenil del club nazarí antes de incorporarse al entonces denominado Granada B en la temporada 2016/2017. Propiedad también de Pozzo, pasó por Valladolid B, Nástic de Tarragona y Zaragoza, antes de que el año pasado se vinculara al conjunto rojiblanco, que adquirió un porcentaje de sus derechos y fijó un calendario de pagos hasta adquirirlos en su totalidad.

Ahora, las recientes renovaciones de los jóvenes talentos que se han formado en la cantera rojiblanca esbozan los que, a priori, serán los nuevos ejemplos de los más pequeños en las categorías inferiores del club. Isma Ruiz se integra ya en el primer equipo y progresivamente lo hacen Torrente, Adrián Butzke, Pepe Sánchez y Bryan Zaragoza. Si se asientan, renovarán la terna de espejos.