Hueco blanco

Pepelu y Morales, tentado por el Betis, piden más tiempo para responder y su tardanza inquieta al Levante

El Betis está muy atento a lo que suceda con el extremo que se debate entre quedarse en Segunda pese a que su contrato contempla una cláusula liberatoria en caso de descenso

Pepelu y Morales, tentado por el Betis, piden más tiempo para responder y su tardanza inquieta al Levante
- Juan Sierra
Juan SierraJuan Sierra3 min lectura
Transcurridos ya quince días desde que certificó el descenso a Segunda División, el Levante UD sigue todavía a la espera de definir el inquilino de su banquillo para la próxima temporada y todavía no ha logrado atar las renovaciones del capitán José Luis Morales, tentado por el Real Betis, y del centrocampista Pepelu García, que ha realizado una extraordinaria segunda vuelta.

El director deportivo del Levante UD, Felipe Miñambres, explicó que esperaba una respuesta de Morales y Pepelu para esta misma semana. Aunque son casos distintos, los agentes de los dos futbolistas han mantenido varias reuniones con el club, pero todavía no han llegado a un acuerdo y han pedido más tiempo para tomar una decisión definitiva sobre su futuro.

Cabe recordar que el contrato del capitán del Levante UD expira en junio de 2023 y contempla una cláusula liberatoria en caso de descenso. El 'Comandante' no descarta jugar en Segunda por amor a los colores y, por el mismo motivo, en caso de salir, no quiere irse del club sin dejar algo de dinero en las arcas del Ciutat de Valencia. No quiere ejecutar esa cláusula liberatoria. En estas apareció el Betis, muy interesado en su contratación, y le ha hecho dudar.
 
Así lo desveló el programa 'El Pelotazo', de Canal Sur Radio, que incluso dejó caer la posibilidad de que el Betis negocie con el Levante UD una cesión por una temporada para que Morales pudiese regresar al cuadro granota si éste sube a Primera división la próxima campaña. Eso sí, para ello antes tendría que renovar y aún no ha dado una respuesta a eso. 

Tampoco se han producido en estos primeros quince días desde que bajó a Segunda División movimientos en el capítulo de salidas, más allá de que Clerc, Duarte, Miramón, Cáceres, Radoja, Vukcevic y Coke acaban el 30 de junio y Felipe solo contempla negociar con el central costarricense y con Miramón, aunque más adelante.

El Levante, según reconoció Miñambres ante los medios de comunicación, está centrado ahora en vender jugadores por un valor de 10,5 millones de euros antes del próximo 30 de junio para cuadrar el ejercicio 21/22 después de haber dado pérdidas en el curso anterior.

En cuanto al entrenador, a principios de esta semana, Miñambres se reunió con Alessio Lisci para comunicarle que era uno de los candidatos para dirigir al equipo valenciano la próxima campaña y le ofreció un puesto en el club independientemente de si finalmente era el elegido.

Sin embargo, tal y como reconoció públicamente el pasado martes el propio Felipe, se ha reunido en los últimos días con otros entrenadores y tenía previsto seguir haciéndolo hasta encontrar el técnico ideal para devolver al equipo a Primera División.