Hueco blanco

Vinculado al Betis por su inmediata explosión en Málaga, terminó en la sombra y criticado por la afición

El cántabro tiene un año más de contrato con el club boquerón

Vinculado al Betis por su inmediata explosión en Málaga, terminó en la sombra y criticado por la afición
Tres goles y una asistencia es el registro de Paulino en esta temporada - Pedro Martín
Pedro MartínPedro Martín4 min lectura
La temporada de Paulino de la Fuente es el fiel reflejo a la de su equipo, el Málaga CF. Un inicio espectacular, ilusionante, pero que acabó tornándose en pesadilla y sufrimiento. Bien lo sabe el extremo cántabro que pasó de estar vinculado al Real Betis de Manuel Pellegrini en el primer tercio de campaña a suplente habitual y con poca incidencia en el juego.

Firmado por el Málaga CF hasta el próximo junio de 2023, llegó el pasado verano libre procedente del Logroñés tras completar una buena temporada con los riojanos en Segunda División. Buscaba Manolo Gaspar un extremo habilidoso, eléctrico y con desborde. Perfil que encajaba a la perfección con las virtudes de Paulino de la Fuente. Pronto demostraría en el terreno de juego que había acertado el director deportivo con su fichaje.

El más valorado en los primeros partidos de LaLiga SmartBank, Paulino comenzó a erigirse como la estrella del Málaga y la revelación de la liga. Confirmado con un doblete sensacional frente al Girona que valió tres puntos fundamentales para que los blanquiazules siguieran soñando con el Playoffs de ascenso, fue hasta el inicio de la crisis de resultados del equipo la duración de su buen estado de forma. A partir de entonces desapareció como por arte de magia.

Antes de decrecer en cuanto a rendimiento se refiere, equipos de Primera División habían apuntado el nombre de Paulino en sus respectivas agendas. Entre los más atentos a su situación estaban Espanyol y Real Betis, pero el jugador prefirió centrarse en el Málaga y en su propio rendimiento, consciente de que marcharse en el mercado de invierno podría ser contraproducente en adaptación y lucha por un puesto.

Un puesto que, poco a poco, fue perdiendo en el Málaga una vez finalizado el mercado de invierno. Un gol suyo frente al Alcorcón a principios de 2022 es lo más reseñable del cántabro en lo que va de año. De hecho, desde mediados de febrero hasta el final de curso solo fue titular en dos ocasiones. Un bagaje diametralmente opuesto al de inicio de campaña.

Criticado por los aficionados por su vida extradeportiva, el extremo perdió toda la confianza que tenía en su juego, a veces incluso timorato sobre el césped, algo nada habitual en un jugador lleno de cualidades y personalidad. Su fútbol, en parte señalado por querer regatear en exceso en vez de pasar, le costó una bronca en pleno partido con Alberto Escassi saldada sin problemas fuera del césped.

Le resta una temporada más de contrato con el Málaga CF. La relación de la afición con el jugador es de crispación, pues se le supone un nivel superior al mostrado cuando la situación del club asomaba a los puestos de descenso. En La Cueva hay esperanzas por recuperar para la causa a un extremo diferente y muy útil si recobra confianza. Pero el mercado de verano es largo y todo puede pasar en el destino futbolístico de Paulino. Su cláusula gira alrededor del millón y medio de euros, una cifra que aceptaría el Málaga de llegar un club que apueste por el santanderino. Un jugador que pasó de estar vinculado al Betis por su inmediata explosión en Málaga a terminar en la sombra y criticado por la soberana afición blanquiazul.