Hueco blanco

Fernando responde a las críticas con una exhibición bajo palos

El guardameta murciano cuajó una actuación espectacular para salvar al Almería de encajar varios goles ante el Tenerife

Fernando responde a las críticas con una exhibición bajo palos
Fernando se quitó un peso de encima con una actuación espectacular - Mario Gómez
Mario GómezMario Gómez3 min lectura
La UD Almería consiguió una victoria importantísima ante el Tenerife en el estadio Heliodoro Rodríguez López. El conjunto rojiblanco logró vencer por la mínima contra un rival directo en la lucha por el ascenso directo a LaLiga Santander. Gran parte de culpa tuvo el guardameta indálico, Fernando Martínez.

El portero murciano de la UD Almería no estaba teniendo un buen año 2022, como lo demostraban los números. La eficacia en sus paradas había descendido drásticamente entre la primera vuelta y los primeros meses de este nuevo año natural. El colofón a su bajón se vio claramente plasmado en el error que tuvo ante el Zaragoza y en el partido ante el Lugo, donde no pudo hacer nada para evitar tres goles en cuatro disparos a puerta.

Lógicamente las miradas se pusieron sobre Fernando, aunque el debate de la portería ni siquiera se haya llegado a abrir debido a la prácticamente incomparecencia de Giorigi Makaridze esta temporada. Cada vez que el georgiano ha ocupado el puesto bajo los palos, ha suscitado muchas más dudas que seguridad. Por ello perdió la titularidad que ostentó la pasada campaña en detrimento de Fernando.

Fernando vuelve a ganarle partidos al Almería


Ahora, Fernando ha recuperado la estrella que le estaba dando puntos al Almería al comienzo de la temporada. Una intervención sensacional a un remate de cabeza de Mario Gónzalez al filo del descanso evitó un gol psicológico importante para los tinerfeños y ayudó a mantener la meta de la portería a cero, tal y como dijo Rubi en rueda de prensa.

No solo eso, sino que el capitán rojiblanco tuvo que intervenir hasta en dos ocasiones más: la primera, un tiro con el exterior de Bermejo, cuando parecía amagar con mandar un balón al corazón del área, dirigido al primer palo que defendió Fernando con unos reflejos felinos; la segunda, otro remate en el punto de penalti de cabeza de Mario donde estuvo bien posicionado para repeler con su cuerpo un balón algo centrado.

Gracias a esta actuación colosal del meta indálico, Fernando recupera la corona que había ostentado la mayor parte de la temporada. Actualmente vuelve a ser el Zamora de la competición por delante, precisamente, de Juan Soriano, que le aventajaba en un gol. Por tanto, el gol de Ramazani sirvió para darle algo más que los tres puntos al Almería: también le devolvió el Zamora a un Fernando que recupera confianza para la alegría de los aficionados almerienses.