La portada de hoy
 
 

Estadio deportivo
La Pizarra de Guille Abascal 

El sistema de tres centrales (I): Ofensivo o defensivo

25.02.2019 | 11:41
El sistema de tres centrales (I): Ofensivo o defensivo

Como ocurre en todos los aspectos de la vida, las cosas evolucionan con el tiempo y aquellas que antes nos parecían claras, irrefutables y aseguraban el éxito, ahora, por su propia transformación sufren cambios y variaciones que las desenmascaran y las vuelven vulnerables para introducirlas en el baúl de las dudas. En el fútbol, la evolución se ha concentrado especialmente en espacio y tiempo. Esto, que parece una sencilla ecuación, es el problema más difícil de resolver dentro de nuestro amado juego. Cada uno tendrá su propia visión de la situación o de hacia dónde nos llevan estos cambios, pero lo que es indudable es que quien mejor lee y aprovecha los espacios en el momento justo es quién normalmente se lleva el gato al agua. Estas modificaciones han propiciado, por ejemplo, que en la búsqueda para resolver esas demandas del juego, los goleadores modernos sean extremos e interiores con llegada desde segunda línea.

En esta evolución sin patrón temporal que siempre nos va dejando nuevas enseñanzas, estamos contemplando en el fútbol español una nueva tendencia ejecutada por varios entrenadores que empiezan a crear nuevas disposiciones tácticas en sus equipos. Hablo de disposición y estructura porque personalmente no creo en el sistema único, por así decirlo. El sistema porque sí es algo carente de sentido, ya que el dinamismo y la incertidumbre que genera cada acción obliga a disponerse de una manera diferente para afrontar las demandas del juego. La clave recae sobre la idea y el modelo. Éstos deben ser adaptables a las capacidades de los jugadores.

Siguiendo esta línea, no son lo mismo los tres centrales que propuso el legendario Johan Cruyff, a otras defensas de tres que también han tenido éxito pero que diferían mucho en cuanto a la idea y el modelo. En este caso, por citar una idea diversa podemos hablar de la Juve de Conte con Chielini–Bonucci-Barzagli. Otros ejemplos actuales pueden ser el Hoffenhaim de Julien Nagelsman, el Betis de Quique Setién o el Sevilla de Pablo Machín. Llegados a este punto, surgen varias preguntas que abren las puertas a la reflexión. Disponer como estructura a tres centrales, ¿es una decisión para mejorar la estructura defensiva del equipo?, ¿garantiza ello que el rival llegue y tire menos a tu portería?

Por el contrario, ¿es posible que mejore las prestaciones ofensivas del equipo al crear tres líneas de pase en zona de iniciación? Cada opción lleva dentro un análisis y un motivo. Hay equipos que en momentos de dificultad, cuando no obtienen resultados y no suman puntos en el casillero, optan por cambiar de dos a tres centrales como recurso para mejorar las prestaciones en fase defensiva, pero no por ello son más o menos defensivos, pudiendo aparecer el error. No se puede confundir cantidad con calidad (cualidad) y ahí es donde verdaderamente reside la razón de una u otra decisión.

Atreverse a decir que el Dream Team era muy ofensivo o que la Juve de Conte era defensiva por el simple hecho de la disposición de tres jugadores en su línea defensiva es discutible, e incluso podría considerarse un error conceptual. Estos equipos estaban basados en unos principios y unos comportamientos con y sin balón que los hacían diferentes al resto. Pero estos entrenadores consiguieron con éxito (y dejaron incluso un sello particular) crear una idea basada en las capacidades de sus jugadores que le aseguraban conseguir los objetivos que se proponían en el juego. Este trabajo les aportó no solo éxito deportivo, sino también reconocimiento profesional y social. Para entender la estructura de una línea de tres (en ciertos momentos del juego de cuatro o cinco) tendríamos que hacer un análisis exhaustivo de la disposición y capacidades que componen la línea del centro del campo. Vuelvo a Cruyff y Conte de nuevo. Existe una diferencia colosal entre la propuesta en rombo con cuatro centrocampistas y tres delanteros a la propuesta con dos carrileros, tres centrocampistas y dos delanteros. Por tanto, para hablar de la disposición y sus comportamientos debemos incluir al todo, al conjunto de sinergias de las líneas y las características de los jugadores que la componen.

Es imposible avanzar en este análisis sin mencionar que ya con La Volpe en el descenso del '5' para mejorar la salida de balón, seguido posteriormente por Guardiola, estaban dando una señal a quien quisiera mejorar el inicio del juego con más opciones de pase. No dar un paseo por 'il Calcio' actual sería absurdo, sobre todo sin citar el gran momento que vive el Atalanta de Gasperini, por su versatilidad y sus mecanismos en zona de inicio, o el Torino de Mazzarri, con la fase defensiva en bloque bajo que tan difícil resulta superar a sus rivales.

Es un cambio de tendencia y lo hemos visto en los últimos mundiales en equipos como Holanda, Chile y México, o Costa Rica. Si estamos o no en España ante una nueva evolución de este esquema de juego está por ver; lo que sí es importante señalar es que se inició allá por los años 90 en Italia y que 30 años después estamos asistiendo en nuestro fútbol a un nuevo cambio que nos dejará como siempre un nuevo aprendizaje, el cual llevará consigo una nueva adaptación de roles por parte de los jugadores.

Será imprescindible analizar en el futuro a corto plazo si esta modificación influye en el lateral y en el extremo hasta el punto de eliminar a uno de los dos y qué cambios arrastra con ello. El abanico de posibilidades es inmenso, pero lo más importante será no desnaturalizar al jugador por no tener cabida dentro de una estructura estática. Los sistemas no son estancos y cada jugador le da un matiz diferente en base a sus características: ésa es la verdadera riqueza táctica de un equipo cuando el entrenador sabe usarla para el beneficio colectivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal