Hueco blanco

Tite, Luis Enrique o Guardiola, atentos: Diego Carlos, a punto de ser español en año de Mundial

El central brasileño, que sigue sin contar para la absoluta de su país, completó la semana pasada unos trámites que le hacen aún más atractivo a ojos de los grandes equipos de Europa y, llegado el caso, también para Luis Enrique

Tite, Luis Enrique o Guardiola, atentos: Diego Carlos, a punto de ser español en año de Mundial
- Juan Sierra
Juan SierraJuan Sierra4 min lectura
Diego Carlos Santos llegó en el verano de 2019 al Sevilla FC, a cambio de 15 millones de euros en un más que rentable fichaje procedente del FC Nantes francés, y desde entonces se ha convertido en uno de los mejores centrales de LaLiga y en objetivo de deseo de grandes equipos de Europa. Ahora, está realizando un movimiento que le convierte en un futbolista aún más atractivo en las grandes ligas del Viejo Continente, al tiempo que se pone a tiro para Luis Enrique y manda un mensaje a Tite en año de Mundial.

El valor de mercado de Diego Carlos se ha multiplicado por tres en estos dos años y medio que lleva en el Sevilla FC. El Newcastle United inglés estuvo a punto de llevárselo este año por algo más de 50 kilos y Monchi anunció que su renovación lleva 18 meses pactada, con una ampliación de un año más en su vinculación a la entidad nervionense (a día de hoy hasta 2024), una sustancial mejora salarial y una lógica subida de su cláusula de rescisión hasta los 80 millones de euros (ahora está en 70-75).

Ahora, según adelanta el periódico ABC de Sevilla, acaba de completar el papeleo para obtener la nacionalidad española y dejar de ocupar plaza de comunitario a partir de la venidera campaña 2022/2023. Según el citado medio, el central del Sevilla FC ultimó las gestiones la semana pasada y se encuentra ahora a la espera de conocer los resultados de la prueba de conocimientos constitucionales y socioculturales de España (CCSE) para obtener el doble pasaporte.

Tasado en 45 millones de euros por el portal especializado Transfermakt, Diego Carlos ha sido un pilar esencial en el proyecto de Julen Lopetegui en el Sevilla FC y, junto al de compañeros como Koundé, Ocampos o En-Nesyri, su nombre volverá a estar entre los candidatos a esa clásica gran venta anual que el club lleva evitando tres temporadas y que la crisis del covid y las decepciones en los torneos continental apuntan a que será ineludible el próximo verano.



No ocupar plaza de extranjero le abrirá, sin duda, aún más puertas de clubes importantes de Europa pero, además, manda una seria advertencia a la Confederación Brasileña de Fútbol a siete meses de la cita mundialista en Qatar 2022. Diego Carlos se colgó la medalla de oro en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio y ha sido internacional sub 21 con la 'verdeamarelha', pero a pesar de su altísimo rendimiento en el Sevilla FC se le sigue resistiendo la llamada de la absoluta.

Militao, Marquinhos, Felipe o Thiago Silva, entre otros, le siguen cerrando el paso hacia su sueño de jugar con la pentacampeona del mundo. Tite dejará su puesto tras el Mundial de este año y la CBF ya busca seleccionador (diversas fuentes hablan de contactos con Pep Guardiola) y seguramente cuidará estos detalles. De no hacerlo, le estaría poniendo en bandeja un central de primer nivel a Luis Enrique y a la selección española.

La RFEF ya 'ficharon' al francés Aymeric Laporte de cara a la pasada Eurocopa y sus dirigentes estuvieron rápidos para evitar que Dani Olmo jugara con Croacia. España de centrales anda cortita y el fornido zaguero del Sevilla FC sería un caramelo irrechazable. A buen seguro, el asturiano, Molina y Luis Rubiales estarán muy atentos a lo que pase con él en los próximos meses.