Estadio DeportivoHueco blanco

El mensaje de Rafa Nadal para Carlos Alcaraz y Djokovic

Los dos tenistas españoles ocupan el segundo y el primer puesto del ranking ATP, mientras que el serbio es décimo

El mensaje de Rafa Nadal para Carlos Alcaraz y Djokovic
Rafa Nadal - UES
José Antonio RiveroJosé Antonio Rivero3 min lectura

A sus 36 años, Rafael Nadal, actual número 2 del mundo, tiene las ideas muy claras sobre el momento en el que se encuentra su carrera deportiva, asegurando recientemente que ya hace tiempo que no pelea para ser el número 1, un puesto que le podría quitar a su compatriota Carlos Alcaraz hasta finales de año. Para el tenista balear hay cosas más importantes que ser el mejor, una de ellas es la paternidad.

En la víspera de su regreso a la competición en el Masters 1.000 de París-Bercy, el de Manacor dijo que su objetivo es ir "día a día" para poder seguir siendo "competitivo" en un año 2022 que "ha sido muy bueno en algunos momentos" (ganó el Open de Australia y Roland Garros) y en otros "muy complicado" (problemas físicos en Wimbledon y US Open).

"Que quede una cosa clara, ya no lucho para ser número 1, solo lucho para ser competitivo en todos los eventos que disputo, hace tiempo que luchaba para serlo y ya lo logré", aclaró Nadal, el tenista con más Grand Slam de la historia (22).

En el París-Bercy, uno de los dos Masters 1.000 que nunca ganó, el balear se enfrentará en segunda ronda al estadounidense Tommy Paul, 31 del mundo, que venció este martes al español Roberto Bautista (20) por un doble 6-4.

"París me trae, obviamente, excelentes recuerdos (Roland Garros), aunque es cierto que este torneo (de Bercy) no ha dado muchas cosas positivas", asumió, en alusión a sus frecuentes ausencias y abandonos.

Nadal, que fue padre hace tan solo tres semanas, reconoció que las videollamadas le ayudan a apaciguar la tristeza de no estar con su primer hijo.

"Es positivo tener las videollamadas, porque puedo ver al pequeño todas las veces que quiera, algo que las otras generaciones no podían hacer, se hace menos duro", afirmó.

Para el tenista balear, el hecho de ser padre es "un cambio muy distinto" al resto, por lo que se necesita "un tiempo para adaptarse", aunque sea "un cambio positivo".

La no preocupación de Nadal por ser número es un mensaje para Alcaraz, quien ayer recibió el trofeo por ser el mejor tenista actual del mundo. Hay otros grandes jugadores que tienen oportunidad de adelantarme (en la clasificación), no me lo tomo como una presión y sí como un aliciente para mostrar mejor tenis y seguir creciendo", comentó el tenista murciano. También es un mensaje para Novak Djokovic, que sí que querrá recuperar el primer puesto cuanto antes, luchando con Alcaraz por el trono del tenis mundial.