La portada de hoy
 
 
Estadio deportivo

El Sevilla paga cara LaLiga Promises: saqueado por el Barça y el Madrid... otra vez

25.07.2021 | 17:49
El Sevilla paga cara LaLiga Promises: saqueado por el Barça y el Madrid... otra vez

Es indudable que LaLiga Promises se ha ganado un prestigio sustentado en la ilusión que suponen para los más pequeños esas concentraciones en lujosos hoteles, con encuentros entre los principales clubes del país que son televisados en directo, con megafonía, con público en las gradas, con entrevistas para los medios de comunicación, con una organización de lo más profesional, con potentes departamentos de merchandising, de marketing y de otros muchos anglicismos modernos terminados en 'ing'. Las jóvenes promesas del fútbol base español obtienen un potente altavoz para darse a conocer, pero a sus clubes les suele salir bastante caro. El Sevilla FC, como 'premio' por su buen papel en la última edición, acaba de ser saqueado por enésima vez. Madrid y Barça se llevan a dos perlas nervionenses de sólo 11 y 13 años.

Este fin de semana, el periódico digital Marbella24Horas destapaba el inminente fichaje por el Real Madrid del marbellí Adrián Pérez, de sólo 13 años y flamante subcampeón de LaLiga Promises 2021 con el Sevilla FC. Se trata de un prometedor extremo zurdo que viene despuntando con el Infantil blanquirrojo y que se marchará a la capital de España con un contrato de tres temporadas, una plaza en una residencia de jóvenes deportistas, con un completo plan de estudios y una oferta laboral para sus padres, que se mudarán con él.

En Valdebebas, Adri coincidirá con el MVP de la edición de este verano de LaLiga Promises, el canterano del RC Celta de Vigo Bryan Bugarín, de 12 años, también recién fichado por los captadores merengues. Con ellos jugará otra de las sensaciones de este curso, el talentoso Paulo Iago, que a sus 13 años ha firmado un contrato para ser representado por el 'superagente' Jorge Mendes. Todo ello, tan legal como chocante viendo la edad y la ética mercantilista de muchas de estas prácticas. 



El pasado mes de junio se conoció que el FC Barcelona había fichado a dos jugadores nacidos en 2010 (de sólo 11 años) de los que también había quedado prendado en ese mismo torneo de fútbol base. Uno es el sanluqueño Alejandro Oviedo, del Sevilla FC, y otro es Hugo Garcés, que se había convertido en el gran proyecto de futuro del Real Zaragoza. Ambos estuvieron visitando con sus familias las instalaciones del Barça y firmaron sus nuevos contratos, tal y como informaban el diario Sport y TV3.

Es decir, sólo unas semanas después de ese baño de ilusión infantil en LaLiga Promises llega el expolio (así lo ven ellos) a sus equipos de origen, adonde seguramente llegaron de otros equipos aún más humildes -tampoco hay que caer en la hipocresía- pero, al fin y al cabo, donde se han educado, formado y despuntado. Dicho de otro modo, para el Sevilla FC, el Real Betis, el RCD Espanyol o el RC Celta, entre otros, para los clubes que verdaderamente cuidan sus escalafones inferiores, participar en este tipo de torneos resulta contraproducente y arriesgado.

Como poco, supone un importante hándicap para que lleguen al primer equipo chavales de la casa como Navas, Puerta, Reyes, Ramos, Marchena, Sergio Rico, Bryan Gil o Pozo. Lo que se vende como el mejor torneo de cantera de España hace de todo menos defender a la cantera, ya que al final sólo sirve para que los clubes más poderosos puedan realizar un filtrado rápido y adelantarse varios mercados. Basta ofrecerle salida laboral a la familia para fichar a niños de 11, 12 o 13 años.

Si sólo fuese una práctica para evitar pagar traspasos millonarios dentro de algo más de un lustro, aún habría margen para argumentar una defensa teórica. Sin embargo, luego los clubes de origen de esos niños (no futbolistas, sino niños) tienen que soportar ver cómo en Madrid presumen de La Fábrica o en Barcelona sacan pecho en todo el mundo por La Masia, con ejemplos como los de Ansu Fati, criado en la Escuela Peloteros Sierra Sur y en el Sevilla FC o Andrés Iniesta, al que precisamente captaron tras salirse con su Albacete en el germen de la actual Promises, el Torneo de Brunete, que luego también pasaría por Arona y que últimamente tiene sede en Villarreal. Recuerden sus nombres, para cuando vean al Florentino o al Laporta de turno darse gorilescos golpes en el pecho.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal