Estadio DeportivoHueco blanco
Tiene opciones de salir

La primera 'novia' de Charly Musonda

La primera 'novia' de Charly Musonda
Musonda apunta a dejar el Betis en enero. - Carlos Pérez
Carlos PérezCarlos Pérez3 min lectura
De ser "un jugador de Play Station", como dijo uno de sus primeros técnicos tras ver su estreno en LaLiga, a no contar absolutamente nada. La situación de Charly Musonda Jr. en el Betis ha dado un vuelco inesperado y, a unas tres semanas de que se reabra el mercado de fichajes, todo apunta a que el club verdiblanco romperá su cesión para así ahorrarse ciertas cantidades que le permitirían reforzar el equipo en las zonas que desea Víctor Sánchez (así lo reconoció el propio Miguel Torrecilla).

El belga se ha encontrado con dos grandes problemas: primero, las lesiones, las cuales le impiden entrenarse con regularidad (no en vano, en estos momentos vuelve a encontrarse en Inglaterra); y segundo, el sistema empleado por el técnico madrileño desde su llegada, un 5-3-2 sin extremos que obligan a Musonda a jugar arriba, donde la competencia (Rubén, Sanabria, Joaquín, Alegría...) es enorme. Así las cosas, pese a que en la capital hispalense es feliz, dar por cerrado su segundo periplo en La Palmera también le convendría, dado que lo que necesita es jugar lo máximo posible.

Su situación no se le escapa nadie, menos aún en su país de origen, donde ya ha aparecido, según 'Het Nieuwsblad', el primer interesado de peso en acogerle en enero, el Anderlecht. Es el club en el que jugó su padre, Charly Musonda, y en el que el todavía extremo verdiblanco se crió, hasta marcharse en 2012 al Chelsea.

La entidad londinense desea, igualmente, que Musonda tenga minutos y el Anderlecht se presenta como un destino ideal, pues podrá luchar por la liga (es actualmente tercero, tras Zulte Waregem y Brujas) y jugar con asiduidad, dado que Diego Capel no está convenciendo y que otro de los extremos, Andy Kawaya, se ha fracturado la tibia.

Con todo, se empieza a aclara el futuro de Musonda, en quien la afición bética tenía muchas esperanzas puestas y que podría acabar regresando a su país.