Estadio DeportivoHueco blanco

El creativo no será fácil ni barato

El creativo  no será fácil ni barato
Canales es una de las opciones que gustan. - Ó. Murillo / I. Morales<br />
Estadio DeportivoEstadio Deportivo4 min lectura
Quique Setién, que conoce y ha autorizado la venta de Petros al Sao Paulo, se ha encontrado a su llegada a Sevilla con que la plantilla carece de futbolistas dotados para la elaboración y la asociación entre líneas, dos de las claves de su ideario, por lo que ha pactado con Serra Ferrer la llegada de un central, un pivote defensivo y un medio creativo que puedan articular el proyecto que comandará en Heliópolis. Para el cántabro, la jugada debe nacer y gozar de sentido y criterio desde la misma retaguardia, aunque incide en la trascendencia de los dos filtros antes mencionados.

Y es que ya se ha dado cuenta de que le faltan un Roque Mesa y un Vicente Gómez para acompañar a su Jonathan Viera, un Dani Ceballos que, pese al interés de clubes importantes, espera retener, al menos, una campaña más. Por el socio del utrerano saben ya en la Avenida de La Palmera que les toca esperar, amén de que, llegado el momento, habrán de rascarse el bolsillo, pues las primeras opciones que manejan son caras, cuentan con más pretendientes y se encuentran inmersas en plena fase de reflexión.

Tras descartar una nueva intentona por Rubén Pardo, que cumplió sin alardes durante su cesión de la pasada segunda vuelta pero que no convence a los técnicos por su falta de agresividad y regularidad, se ha vuelto a mirar hacia San Sebastián. De la Real Sociedad gustan sobremanera dos medios que saldrán este verano, Granero y Canales. El primero parece más tentado de marcharse con su ex preparador en la cantera merengue, Quique Sánchez Flores, al Espanyol, al tiempo que se trata de un futbolista más del gusto de Torrecilla que de su sucesor, mientras que el ex del Racing sí encajaría mucho en el dibujo de Setién, como le ha transmitido ya uno de sus ayudantes. De momento, Sergio prefiere aguardar a que la vía española le ofrezca los mismos alicientes económicos que le han llegado de Francia, Alemania e Inglaterra, si bien no ha descartado ni mucho menos el Betis, donde tendría garantizado muchos minutos. Su pase rondaría los tres millones de euros, una cifra considerada tope actualmente en la planta noble del Villamarín para esta demarcación de no haber nuevas salidas que permitan incrementar la partida destinada a fichajes.

Aparecieron recientemente en escena los nombres de Camarasa y Jozabed, ambos con el visto bueno del cuerpo técnico y del vicepresidente deportivo, aunque también por encima de las posibilidades verdiblancas. El Levante exige demasiado por el ya ex alavesista, que negocia con otros clubes ante la pasividad hispalense, mientras que el Celta no abonará la opción de compra pactada con el Fulham. El Betis espera que el panorama se flexibilice para mover ficha, asumiendo el riesgo de que alguna vía interesante para las parcelas interiores de la medular se acabe escapando, pero mirando siempre por el último euro.