Estadio DeportivoHueco blanco
Conociendo a Paul Akouokou (3/3)

Capítulo 3: Los consejos de Pellegrini, un "merecido" presente y unos ilusionantes planes de futuro

Capítulo 3: Los consejos de Pellegrini, un "merecido" presente y unos ilusionantes planes de futuro
31
Aitor TorviscoAitor Torvisco11 min lectura
Paul Akouokou vive en una nube en los últimos meses. Esa puerta que se entreabría constantemente para cerrarse siempre en el último momento está por fin abierta de par en par gracias a la confianza que Manuel Pellegrini ha depositado en el mediocentro marfileño, que valora mucho los consejos que le da un entrenador con tan magno currículum y que tiene los cinco sentidos puestos en vivir este bonito presente y seguir dibujando en el horizonte unos planes de futuro de lo más ilusionantes. Siente que el destino por fin ha hecho justicia con un guerrero forjado en la adversidad, que se aprendió los rigores de la vida desde una infancia con descalzas patadas a un balón por las calles de Abiyán soñando con ser como su ídolo, Yaya Touré, a una adolescencia con la maleta siempre preparada para buscar su sueño en Finlandia, Francia, Israel y, por fin, España.

ESTADIO Deportivo ha querido desgranar la carrera y la vida de Paul desde sus inicios en su barrio con sus amigos, hasta su debut oficial en LaLiga en el Betis-Valladolid del pasado domingo. Una aventura que no habría sido posible sin personas como Ludovic y Herman Djé, sus descubridores; José Juan Romero, su primer técnico en el filial verdiblanco; y Washington Tais, como representante de la agencia Promoesport Andalucía. Con los interesantes testimonios de todos ellos, este periódico ha recreado una apasionante historia titulada 'Conociendo a Paul Akouokou' que consta de tres capítulos y que se cierra mostrando cuáles son los consejos que Pellegrini le da al joven futbolista y su hoja de ruta para una aventura que sólo acaba de empezar.

Después de tener que emigrar a Finlandia a los 17 años y a Israel a los 18; de no pasar una prueba en Francia; de pasarse sin poder jugar sus seis primeros meses en el Betis y de ver que el club no pensaba quedárselo en un principio, cualquiera habría tirado la toalla; pero Paul nunca dejó de confiar. Tampoco perdieron nunca la esperanza los que mejor le conocían, 'Ludo' y Herman Djé: "Nos gustaría señalar que Paul no falló durante su prueba con Angers SCO (Francia). Al contrario, el club francés quería contratarlo, pero las negociaciones con el Ekkenäs no tuvieron éxito". "Siempre hemos creído en sus cualidades como persona y como futbolista, su paso por Finlandia fue algo muy positivo para él porque le permitió aprender las exigencias del fútbol europeo", remarcan a este periódico.

En la misma línea se expresa Tais, quien cree del todo merecido esto que está viviendo Paul esta semana: "Me dio mucha alegría verle salir, porque el gran objetivo, una vez que firmó su primer contrato profesional con el Betis, era debutar con el primer equipo en partido oficial. Vivir ese momento que todo jugador sueña. Estaba pendiente, por supuesto, y estaba tan nervioso como él, esperando a que el balón saliese fuera para que se pudiese hacer el cambio. Me alegro mucho por él porque es un chico que se lo merece, que trabaja mucho, que está muy centrado en el día a día y que sabe lo que quiere. Tiene ganas de triunfar en el Betis"

"Para Paul es muy importante que el entrenador del primer equipo se fijase en él desde el primer momento, le llamase para hacer la pretemporada y le dé tanta confianza. Aún es más importante que lo haga un entrenador de la categoría y la experiencia de Pellegrini. Eso quiere decir que no estábamos equivocados con Paul, que merece tener esta oportunidad. Luego, el verde es el que manda. Dependerá del rendimiento que dé, pero el entrenador le transmite tranquilidad, que espere su momento y que está muy contento por cómo está trabajando", agrega el agente de Promoesport Andalucía sobre las esperanzas que le da el chileno al marfileño, que sabe que jugar no será sencillo y que está armado de paciencia.

Paul es un jugador muy completo y en su versatilidad está otro de los motivos de su promoción al primer equipo. En el filial brilló como pivote y llegó a actuar con solvencia como central; pero además también puede jugar en posiciones más adelantadas, en un rol similar al de su ídolo Yaya Touré: "En Israel jugaba de '8', tenía más llegada e incluso hacía goles. Estoy seguro de que en el Betis tendrá partidos y minutos. Lo de los cinco cambios favorece mucho a jóvenes como él, para dar descanso a los titulares -que hay 'clase A' en su puesto- y para repartir oportunidades entre el resto. Paul demostrará el gran jugador que es".

Su ilusionante presente hace que Paul sólo piense en verde y blanco. A principios de 2020 tuvo ofertas de equipos de Francia y de clubes españoles de Segunda división. Apostó por seguir y ahora quiere convertirse en un futbolista importante en el Betis. "No queremos ir con prisas. No es momento de tener prisas. Estamos disfrutando del momento y él sólo piensa ahora en aprovechar sus oportunidades, que estoy seguro de que las va a tener y de que va a aportar mucho al equipo. Si Pellegrini no pensase que puede aportarle mucho al equipo no estaría ahí", sentencia Tais sobre sus planes de futuro.


"Es difícil que el beticismo no quiera a un jugador como Paul"


Paul, aseguran quienes mejor lo conocen, aún irá a más cuando las gradas del Benito Villamarín vuelvan a llenarse. No obstante, pese a lo extraña de la situación, el joven marfileño nota el cariño, la confianza y el apoyo del beticismo. "Lo percibe, no mucho porque no le gusta mucho salir en los medios y sólo piensa en hacer su trabajo. Quizás no está enterado al cien por cien del cariño que le tiene la gente; pero sí lo nota, porque al Betis Deportivo iba a verlo mucha gente y ya se veía que era un jugador que destacaba y era apoyado".

"Lógicamente, hasta no ver el estadio lleno, que esperamos que pueda ser pronto, es distinto; pero yo se lo transmito. Es un jugador muy 'querible', porque siempre lo da todo, se entrega al cien por cien, el trabajo y el sacrificio nunca los negocia... La afición se da cuenta de eso. Es difícil que la gente no quiera a un jugador así", continúa Tais, que hace las veces de mentor y comparte su experiencia en el fútbol de elite y en la siempre peculiar capital de Andalucía.

"Hablamos mucho de las vivencias y yo le transmito cómo puede reaccionar la gente ante distintas cosas, cómo son los derbis... El Betis es un club donde siempre hay mucha exigencia, pero es una afición muy entregada que siempre te va a apoyar. Se lo digo, pero aunque uno le pueda transmitir sensaciones, hay que sentirlo por dentro. La experiencia se adquiere teniendo tú esas vivencias. Que te piten en un campo y quieras jugar aún mejor... Eso lo tienes dentro o no lo tienes".

Tais encarga a Joaquín el cuidado de Paul


No es mal mentor Washington Tais, que además de jugar 151 partidos en Primera división con el Racing y con el Betis, puede presumir ante su amigo y representado Paul de haber formado parte de la última plantilla heliopolitana que levantó un título, la Copa del Rey de 2005, y la única en toda la historia verdiblanca que ha sido capaz de clasificarse para la Champions League: "Yo me fui ese año y la verdad es que no me puedo quejar de lo que viví aquí. Fue una época muy buena, con muchísimos recuerdos buenos y con mucho cariño de la gente, que aún me reconoce y me sigue parando por la calle. Es bueno que la afición me recuerde por algo así. Quizás en ese momento no éramos conscientes de lo que estábamos logrando. Que nadie lo haya vuelto a conseguir le da aún más valor".

Paul sueña con poder emular a su representante y celebrar éxitos, como él, al lado de su carismático capitán, que también fue compañero de su agente. "Joaquín ya estaba en esto cuando yo jugaba en el Betis y aún está, ahora jugando con Paul. ¡Es infinito!", bromea el uruguayo, admitiendo entre risas que ha encomendado al portuense el cuidado de su representado en el vestuario del Benito Villamarín.


- Capítulo I: Patadas descalzas a un balón en las calles de Abiyán, imitando a su ídolo

- Capítulo 2: Un espíritu de guerrero forjado en la adversidad