Estadio DeportivoHueco blanco

Constant Lestienne se corona en el ATP de Pozoblanco y acaricia el Top-100

El tenista francés vencía a su compatriota Gregoire Barrere (6-0 y 7-6) en este ATP Challenger M80 disputado en Andalucía

Constant Lestienne se corona en el ATP de Pozoblanco y acaricia el Top-100
Constant Lestienne, campeón en Pozoblanco. - ED
Antonio José MedinaAntonio José Medina7 min lectura

El francés Constante Lestienne se ha proclamado campeón del Open Ciudad de Pozoblanco Covap, Memorial Fabián Dorado, tras superar a su compatriota Gregoire Barrere por 6-0 y 7-6 (3) en una hora y 26 minutos. Con este triunfo ya es el quinto francés que se corona en tierras del Valle de los Pedroches y el tercero que lo hace dentro del circuito ATP Challenger tras Bachelot y De Schepper.

Lestienne, como ha venido haciendo durante todo el torneo, comenzó como un torbellino el encuentro y rápidamente se puso en ventaja. Tras ver la gran regularidad mostrada por Barrere en las semifinales ante Humbert, había dudas de si podría mantener ese ritmo ante un rival que ha marcado el ritmo que ha querido en todos sus encuentros. Estas dudas quedaron pronto disipadas. En 23 minutos figuraba un 6-0 a favor del segundo cabeza de serie mientras Barrere se empezaba a desesperar, jugando a merced de su contrincante.

El segundo set comenzó como había acabado el primero, con un juego en blanco de Lestienne. Sin embargo, algo cambió a partir de ahí. El 'mago de Amiens' se relajó en el siguiente juego, permitió que Barrere ganar su primer saque -tras 30 minutos y 8 juegos- y que, a continuación, dispusiera de las primeras bolas de ruptura.

Dos errores de Barrere con 15-40, donde envió sendos restos a la red, hacían indicar que sólo sería un lapsus, pero le llegó una nueva oportunidad, forzó un largo intercambio y Lestienne acabó lanzando la pelota fuera. Por segunda vez en todo el torneo, perdía su saque y levantaba la moral de un rival que hasta ese momento había jugado a lo que él había querido.

Gregoire Barrere se crece

Barrere se creció y ofreció, por momentos, ese tenis demoledor desde el fondo que había transmitido en semifinales Pero, con 3-1, Lestienne despertó, ganó su juego en blanco y volvió a presionar el saque de su rival. Pero Barrere ya no era el del primer set y, supo soportar los envites de su contrincante en el juego más largo del partido. Hasta siete bolas de 'break' salvó el de Charenton-le-Pont para mantener su ventaja (4-2) en el marcador.

Aunque Lestienne reaccionó con otro juego en blanco y Barrere seguía sufriendo, al menos se le veía mas suelto, menos atenazado y ya empezaba a soltar el brazo como los días anteriores. Incluso ahí, Lestienne era peligroso y volvió a contar con otra bola de 'break', la octava del set, pero esta vez Barrere no dio opción y con tres buenos primeros alargó su ventaja hasta el 5-3.

Con 5-4, Barrere tenía la primera opción de cerrar el set, pero Lestienne elevó el nivel e igualó la manga. Un largo intercambio, en el que de Amiens castigó el revés de su rival, un tiro a la línea, otro error no forzado de los que tanto se habían vista hasta ese momento y una la bola ganadora le bastaron a Lestienne para recuperar en blanco el servicio perdido.

Del 5-4 a favor de Barrere se pasaba rápidamente al 6-5 para su contrintante, que tenía la primera oportunidad al resto de cerrar el partido. Barrere lo impidió con muy buenos servicios y llevó el partido al 'tie break'.

Lestienne empezó éste como el partido, arrollando, ganando los cinco primeros puntos y cerrando el partido con un 7-3 tras el enésimo error de su rival en una bola fácil a media pista.

Lestienne, a ocho puntos del Top-100

El triunfo de Constant Lestienne llega con un premio añadido. Aparte de la cuantía económica que se embolsaba, los 80 puntos que sumó como campeón le han situado más cerca que nunca del Top-100, a tan sólo 8 punto, tras subir 14 putos en el ránking mundial, hasta el 105 que pasa a ocupar. Lestienne sólo defiende dos segunda rondas a lo lago del próximo mes y lo tiene todo de cara para afrontar la parte final de la temporada entre los cien mejores del ránking mundial.

Actualmente acumula 527 puntos ATP, 240 de los cuales pertenecen a sus triunfos en Pozoblanco, Alicante y Málaga, y 50 a la final de Cherbourg alcanzada también en este brillante 2022, el mejor año de su carrera.

También recordará su paso por Pozoblanco Alejandro Moro. El tenista madrileño llegó con un 'wild card' otorgado por la RFET y lo aprovechó. Alcanzó los cuartos de final, lo que le ha permitido subir 20 puestos en el ránking mundial para estar por primera vez entre los 300 mejores del mundo (297). El objetivo para final de temporada era estar ahí y lo ha logrado con cuatro meses aún por disputar.

Por otro lado, el semifinalista Daniel Masur ha retornado al Top-200 (194) gracias a su gran papel en Pozoblanco, que le ha permitido recuperar 19 puestos; Barrere, brillante finalista, ha subido 16 plazas hasta el 176 del mundo, ya que sólo ha podido sumar la mitad de los 40 puntos que ha ganado en Pozoblanco por los que defendía el pasado año; y Ugo Humbert, aunque sólo ha subido cinco puestos (152), al menos ha visto cómo se detenía la caída que llevaba acumulando en los últimos meses.