La portada de hoy
 
 
Estadio deportivo

RC Celta 2-3 Real Betis: 'Un resumen en 90' de la vibrante y exitosa temporada verdiblanca'

22.05.2021 | 19:56
RC Celta 2-3 Real Betis: 'Un resumen en 90' de la vibrante y exitosa temporada verdiblanca'

Un Celta sin opciones de pelear por Europa se llegó a poner 2-0 ante un Betis que remontó con dianas de Borja Iglesias, una maravillosa falta directa de Fekir y un remate en boca de gol de Víctor Ruiz (2-3). Fue un final de temporada al más puro estilo de la historia verdiblanca, con sobresaltos, alegrías y decepciones que se solapaban sin parar en 90 minutos en los que pasó de ser sexto a estar durante más de una hora séptimo, auparse a la quinta plaza y regresar después al sexto escalón. Taquicárdico. Entretenidísimo. Y con nada que reprocharle a los de Pellegrini. Todo lo contrario: acaban el curso haciendo olvidar los partidos malos, que los hubo, gracias a una fe irreductible y a una racha de sólo dos derrotas en los 25 encuentros oficiales de 2021 que le dan billete para la segunda máxima competición continental.  

Los verdiblancos llegaban a Vigo para defender su plaza para la Europa League y se marcharon al descanso siendo de Conference League. Salieron al estadio de Balaídos  con un solo punto de ventaja sobre un Villarreal que ganaba al Real Madrid (Benzema y Modric pusieron el 2-1 sobre la bocina) y mirando a Pamplona, esperando que Osasuna le ayudase incluso a colocarse quinto por delante de una Real Sociedad que no pasó del empate hasta el 86', cuando Isak hizo el 0-1.
 
La emoción estaba garantizada y las alineaciones iniciales, además, ofrecían muchas posibilidades de ver espectáculo. Muchísimos efectivos de ataque en ambos conjuntos. Denis Suárez, Brais Méndez, Nolito, Aspas y Santi Mina por el Celta, bien trenzados y en sintonía constante. Fekir, Rodri, Aitor Ruibal (que dejarían sus sitios a Tello y Lainez tras la reanudación) y Borja Iglesias en el lado del Betis, mucho más dispersos e intermitentes, sobre todo en el caso del francés.

Bartra sale en otra foto

Pellegrini no se permitió margen para el sentimentalismo de la última jornada y en su alineación no hubo cabida para la sorpresa. Del once de gala sólo faltaban Canales, lesionado, y Mandi, ausente ya en las últimas jornadas. Las plazas que dejaron ambos fueron ocupadas nuevamente por el canterano Rodri y Bartra, que repitieron de inicio. Guardado acompañaba a Guido Rodríguez en la zona ancha, con mucho trabajo para cubrir todos los agujeros que abría el Celta, sobre todo por la izquierda

No iba a ser menos Coudet, ya sin opciones europeas pero ante el motivador reto de lograr el récord histórico de victorias consecutivas del Celta en LaLiga (van cinco y quieren la sexta). Para ello, pone la mejor alineación que le permiten las bajas, incluido el tocado Aspas.  Y es que, cuando uno ve el once vigués, puede pensar que acabarán partiéndose en dos sobre el césped, pero todo lo contrario: se posiciona bien en estático y recupera muchos balones en campo contrario gracias a su presión al hombre que recibe de espaldas para, en dos o tres pases máximo, estar pisando área. Así arrollaron al Villarreal (2-4) y por momentos al Sevilla (3-4 finalmente).   

Las primeras acciones reseñables de esta tarde de transistores y/o pantallas de todo tipo, en la que a uno le faltan ojos y oídos para atender a todo lo que quiere, fueron protagonizadas por el extremo catalán, que rompía en vertical por la banda izquierda y amenazaba constantemente la espalda de Kevin Vázquez. En los primeros minutos se notaba que, además de motivación había tensión nerviosa en un encuentro también de despedidas eclipsadas por lo mucho que hay en juego.

Una de ellas es la de Emerson, que demostró los conceptos defensivos adquiridos en estos dos años y medio de imparable crecimiento con el Betis al cerrar con autoridad un centro lateral de Brais Méndez desde la otra banda, cabeceando a córner que levantaba los primeros aplausos de Balaídos, con efecto inmediato en el Celta, que buscaba un rol protagonista en un primer cuarto de hora sin goles en Vigo, ni Pamplona, ni Madrid, donde en el 20' marcaba Yeremy Pino para adelantar al Villarreal y meter presión a los verdiblancos, que se veían cada vez más embotellados, sin sufrir en exceso, pero con demasiado barullo en las inmediaciones de Bravo.

Sí tuvo que intervenir el chileno en el 24', con una mano abajo providencial ante Aspas, antes de que la atención se trasladase de inmediato al otro área con un derechazo de Aitor Ruibal que no encontró portería. Fueron las dos más claras de un partido con un ritmo alto y con pocas faltas. Eso sí, hubo dos que van a dar trabajo a los fisios del Betis, porque Aarón primero y Denis, poco después, arrollaron con una enorme contundencia a Borja y Bartra, que se pudieron hacer muchísimo daño.   

Precisamente el central catalán volvió a ser protagonista al derribar a Santi Mina -empujón muy muy ligero pero pitable tras perder demasiado fácil la posición- en otra acción en la que los numerosos efectivos de ataque celestes se asociaban para circular rápido la pelota y desarbolar con facilidad a la zaga del Betis. Aspas transformó el penalti y puso el 1-0 pese a la gran estirada de Bravo, que se lanzó con decisión a su lado izquierdo sin poder alcanzar el zapatazo angulado del de de Moañas.

En el último cuarto de hora de la primera mitad no cambió mucho el panorama, con sólo una falta directa ejecutada por Miranda como primer disparo a portería de los de Pellegrini, que enfilaba el túnel de vestuarios cabizbajo y meditabundo. Debe cambiar muchas cosas en la segunda mitad, pues gran parte del espectacular trabajo de este 2021 está ahora en el aire. El propio Miranda, que sufrió lo indecible en el primer acto, y Ruibal, dejaron paso a una nueva banza zurda con Álex Moreno y Tello.

Esta plantilla nunca deja de creer 

Y el resultado no fue bueno, pues en la primera que encararon al lateral catalán se vio desbordado por Aspas y Brais Méndez, que lanzó una disparo combado imposible para Bravo. Golazo, 2-0 y otro jarro de agua fría en las aspiraciones verdiblancas. Aturdido, la única opción de que se metiese en el partido era con un error del hasta entonces intachable partido del Celta. Y así fue.

El primero lo cometió Nolito, que se pasó de frenada, arrolló a Emerson dentro del área. Borja Iglesias transformó el indiscutible penalti y levantó a su equipo, que rozó el segundo en una acción a balón parado acto seguido. El Panda volvió a ejecutar con confianza, seguridad y maestría la pena máxima y ya suma 13 goles, 12 de ellos en un 2021 espectacular. 

Aún hubo que revisar un segundo penalti reclamado por los visitantes por un derribo de Aspas, sobre Lainez (que acababa de entrar por Rodri). Gil Manzano dictaminó que era fuera. Sería por milímetros, pero eso dio igual: el lanzamiento de Fekir superó la barrera para colarse por toda la escuadra, en una de las acciones que el beticismo llevaba reclamando al galo en 69 minutos de poca cosa.

El francés resumió la temporada en Vigo. Sin Canales se esperaba más lucimiento, éste sólo llegó en momentos puntuales, pero colocó un libre directo en la escuadra y botó la acción a balón parado que Víctor Ruiz culminó sobre la misma línea para consumar la inesperada remontada y colocar al Betis momentáneamente quinto. Intermitente, sí; pero con un gol y una asistencia que pueden valer oro.

La euforia visitante, eso sí, se vio frenada por la expulsión de Cristian Tello, que obligaba a aguantar con 10 el último cuarto de hora. Marcaba Isak en Pamplona (0-1), Benzema y Modric tumbaban a un combativo Villarreal que el sábado buscará título y Champions tras vaciarse en Valdebebas. Eso ya no importaba tanto. Había que resistir. Y el líder de la resistencia bética no es otro que Bravo. Detalles tan intermitentes como decisivos de Fekir, goles de Borja y paradas de Claudio, en eso se resumen los últimos partidos. En éste faltaba la intervención salvadora del chileno y llegó en el 89', al repeler un cabezazo de Carlos Domínguez. 
 

Minuto y resultado del resto de encuentros

- Ficha técnica

RC Celta: Iván Villar; Kevin Vázquez, Araujo, Carlos Domínguez, Aarón Martín; Fran Beltrán; Brais Méndez, Denis Suárez, Nolito; Iago Aspas, Santi Mina.

Real Betis: Bravo; Emerson, Bartra, Víctor Ruiz, Miranda (Álex Moreno 46'); Guido Rodríguez, Guardado (Carvalho 66'); Fekir, Rodri (Lainez 58'), Aitor Ruibal (Tello 46'); Borja Iglesias (Loren 82'). 

Árbitro: Jesús Gil Manzano (C. Extremeño). Amonestó, por parte del cuadro local, a Denis Suárez, Carlos Domínguez, Aspas y, por el lado visitante, a Víctor Ruiz, Guardado y Álex Moreno. Expulsó al técnico celeste Coudet y, por doble amarilla, a Tello.

Goles: 1-0 (31') Aspas, de penalti; 2-0 (49') Brais Méndez; 2-1 (53') Borja Iglesias, de penalti; 2-2 (69') Fekir; 2-3 (74') Víctor Ruiz.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 38, última de LaLiga 2020/2021 disputado en el estadio de Balaídos de Vigo por primera vez con público (unas 2.000 personas) en las gradas desde el inicio de la pandemia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal