Hueco blanco

En libertad... por ahora

Los cinco alemanes detenidos en Sevilla por atacar a los seguidores del Rangers salen con cargos

En libertad... por ahora
- Redacción Sevilla
Estadio DeportivoEstadio Deportivo3 min lectura
Los cinco hinchas del Eintracht de Frankfurt detenidos la madrugada de este pasado miércoles por la Policía Nacional por atacar a seguidores del Glasgow Rangers escocés, en el marco de la final de la UEFA Europa League celebrada en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, han quedado en libertad provisional.

Según confirma el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) a EP, tras su detención por presuntos desórdenes públicos por los disturbios y agresiones ocurridos la noche del martes al miércoles en el centro de la ciudad hispalense, los cinco arrestados fueron puestos a disposición judicial durante la mañana del miércoles. Les tomó declaración el Juzgado de Instrucción número cinco, en funciones de guardia, instancia que decretó su libertad provisional, en el marco de estas diligencias urgentes en las que los detenidos no mostraron conformidad ante los cargos atribuidos.

Los hechos, según la Policía Nacional, acontecieron sobre las 00:00 horas de la pasada noche del martes al miércoles, cuando se produjo una pelea multitudinaria frente a la Catedral de Sevilla. Los efectivos de las Unidades de Intervención Policial que estaban posicionados en la Plaza de San Francisco tuvieron que intervenir de manera rápida para disolver este incidente provocado por un grupo de 200 hinchas del Eintracht de Frankfurt, que estaban agrediendo a seguidores del Glasgow Rangers.




Al observar la rápida llegada de las unidades de la Policía Nacional, los hinchas alemanes huyeron en dirección al Paseo de Colón, golpeando en la huida a los seguidores del Glasgow Rangers y enfrentándose a los agentes policiales que intentaban evitar la agresión de los seguidores escoceses, siendo en este momento cuando empezaron a lanzar vidrios, bengalas y mesas contra los agentes de la policía nacional.

Al llegar a unos 100 metros de los bares situados en el Paseo de Colón y la calle Adriano, la Policía había dispuesto líneas de contención con sus vehículos, consiguiendo neutralizar de esta forma el incidente, disparando algunas salvas.

Como consecuencia de estos incidentes no hubo que lamentar heridos graves, salvo un seguidor escocés con una contusión en la cabeza. La Policía procedió a la detención de cuatro hinchas alemanes en las inmediaciones del Paseo de Colón y otro seguidor alemán en la Puerta de Jerez.

A esa pelea le siguió otra ayer en las inmediaciones de la Diputación Provincial y poco antes del partido que enfrentó a escoceses y alemanes. De nuevo estos últimos fueron los provocadores, aunque esta vez encontraron respuesta en los aficionados del Rangers.