Hueco blanco

La verdadera razón por la que el Barcelona no ha ejercido su derecho sobre Kaiky, último fichaje del Almería

Los azulgranas disponían de un derecho de tanteo sobre el prometedor zaguero en base a un acuerdo pasado con el Santos

La verdadera razón por la que el Barcelona no ha ejercido su derecho sobre Kaiky, último fichaje del Almería
Kaiky Fernández, entrenándose a las órdenes de Rubi. - UDA
Alejandro SáezAlejandro Sáez5 min lectura

Kaiky Fernandes, última incorporación hasta el momento del prometedor proyecto de la UD Almería para su retorno a Primera división se ha convertido en la principal novedad en los entrenamientos dirigidos por Rubi en el Anexo de Power Horse Stadium.

El joven zaguero, que destaca por ser un central con una muy buena salida de balón, es una de las grandes perlas del fútbol brasileño, habiendo arribado a Almería a sus 18 años procedente del Santos. Va bien por alto y destaca por su desplazamiento en largo, de ahí que la UD Almería le haya firmado hasta 2028 con un contrato de larga duración que habla por sí sólo y confirma la fuerte apuesta realizada por él.

Turki y los suyos han desembolsado siete millones de euros por el 70% de los derechos del joven futbolista, guardándose el Santos, también, un 20% de la plusvalía de una futura venta. Otro dato que vuelve a demostrar las esperanzas depositadas en él, confiando todas las partes en hacer negocio a corto-medio plazo.

¿Por qué el FC Barcelona no ha ejercido el derecho de tanteo que tenía sobre Kaiky Fernandes, nuevo refuerzo de la UD Almería?

La llegada a Almería de Kaiky, de quien todos hablan maravillas, ha sorprendido a muchos, gozando el FC Barcelona de un derecho de tanteo sobre el prometedor central que, finalmente, ha preferido no ejercer.

Algunos sectores desde Almería, tirando de demasiado forofismo, lo han interpretado como un golpe de autoridad por parte del conjunto rojiblanco, que hoy día disfruta de unas cuentas muy saneadas gracias a Turki. Una visión que, en el fondo, no es falsa, pero que esconde muchas más aristas.

El FC Barcelona, tal y como adelantó Sport, gozaba de un derecho de tanteo sobre Kaiky en base a un acuerdo con el Santos por una deuda pasada en relación a Gabigol. El mismo citaba que el joven Kaiky tendría que ser vendido por un precio superior a seis millones de euros (el Almería ha abonado siete) y que, dado el caso, los azulgranas podrían igualarla y, de esta forma, quedarse al central brasileño en propiedad.

El Santos, como estaba obligado, trasladó la oferta almeriense a Laporta y los suyos, que finalmente han descartado la posibilidad de incorporarlo, lo que ha servido para que actualmente Kaiky sea la última incorporación para el equipo de Rubi.

Pese a que en el Barça manejan informe smuy positivos del futbolista, su juventud y su falta de experiencia en el fútbol europeo han servido para descartar su fichaje. Xavi Hernández, que ha solicitado refuerzos de nivel para la retaguardia, busca rendimiento inmediato ya contrastado para su zaga, de ahí que el FC Barcelona esté centrado en poder incorporar al sevillista Koundé, no mucho mayor que Kaiky, pero sí con muchísima más experiencia en la élite y habiendo jugado a un altísimo nivel con el Sevilla FC, con el que ha tocado plata y con el que ha venido siendo indiscutible para los planes de Lopetegui, acumulando minutos de nivel tanto en LaLiga como en la Champions.

Lógicamente, la diferencia económica entre uno y otro también es importante, habiendo fijado el Sevilla FC el precio de Koundé en unos 60-65 millones de euros. Unas exigencias que complican a un FC Barcelona en manos de sus famosas 'palancas económicas'. En cualquier caso, Xavi entiende que no es curso para experimentos y que Kaiky Fernandes, primero, debe explotar en LaLiga en un club como la UD Almería para luego, quizá, intentar ir por él, aunque su precio sea mucho más alto que este verano.