Estadio DeportivoHueco blanco
La afición del Betis la vuelve a 'liar' a domicilio: "Es lo normal... y lo dice un sevillista"

La afición del Betis la vuelve a 'liar' a domicilio: "Es lo normal... y lo dice un sevillista"

Desde Roma no cesan las críticas contra la actitud de la 'marea verde', que se defiende con argumentos antes de una nueva expedición ni dos días después a Valladolid y aún con el golazo de Luiz Henrique en la retina

Villa GómezVilla Gómez6 min lectura

Quien no haya estado nunca en Roma, en la Italia más turística en general, pensará que las imágenes de la Piazza del Popolo y los alrededores llenas de basura tras la concentración de más de 4.500 aficionados del Real Betis son una auténtica vergüenza. Por supuesto que, entre tanta gente, siempre hay algún desalmado incívico que no recoge los desechos ni en su propio barrio, pero los presentes y otros acostumbrados a este tipo de desplazamientos clamaron enseguida en defensa del honor, por decirlo así, de los hinchas heliopolitanos. Desde la Ciudad Eterna no cesan los ecos de aquel incidente, con políticos y personalidades italianas subiéndose al carro, por lo que la propia Federación de Peñas Béticas ha tenido que salir al paso con un comunicado en el que, como se hacía estas líneas, se explica que hubo toda la prevención e intención posibles para que no sucediera, aunque ni las fuerzas de seguridad ni los servicios de limpieza (hay quien desvela una hipotética y desconocida huelga de los operarios municipales) colaboraron. Más razón que un santo tiene la institución presidida por Juan de Dios Álvarez de que lo más importante fue el triunfo, que deja imágenes inéditas como las que compartieron vía TikTok varias cuentas dedicadas al Betis, con la euforia desatada en la afición visitante tras el tanto postrero de Luiz Henrique, como se puede apreciar en el vídeo que acompaña esta información.

Por supuesto, entre las reacciones en las redes sociales a la información publicada por ESTADIO Deportivo hay quienes matan al mensajero, aunque la mayoría entendió la contextualización e, incluso, se puso de parte de sus en la mayoría conciudadanos, por mucho que no defiendan los mismos colores. "Estuve allí; y es la tercera vez que voy. Nunca vi Roma tan sucia, pero desde que me bajé del avión. No dicen que hay huelga de barrenderos y equipo de limpieza. Roma está sucia por sus políticos"... "De que en Roma hay basura, ratas, ratones por cada rincón, de eso no hablan, porque la limpieza diaria en una ciudad como es Roma, con el turismo que tiene, es vergonzosa"... "Roma, además, tiene un servicio de limpieza pésimo. Fui hace tres años y era una barbaridad. No hay papeleras y sí basura por todas partes"... "Los dueños de restaurantes y bares lo que quieren es que vayamos todas las semanas. De la Plaza del Popolo se ocupé el 20% de la misma. Eso lo limpia Lipasam con un pequeño camión y una brigada de 3 trabajadores en media hora. Pasa una hermandad y detrás va limpiando Lipasam. El problema es la resonancia que le ha dado cierta prensa a una sandez que ha dicho el alcalde de esa bella ciudad. Que, por cierto, la tiene hecha una pocilga".

En cuanto a la rivalidad, ni una pega en los comentarios de Facebook: "Soy sevillista y esto en cualquier zona fan pasa, de cualquier equipo, concierto o concentración, donde normalmente faltan contenedores y, cómo no, hay mucha gente incívica, pero en todos lados"... "A ver cómo dejan ellos Sevilla la semana que viene. Ni que esto fuera exclusivo. Por desgracia, en cada concentración masificada de gente acaba pasando esto"... "A ver cómo dejaron el Paseo de Colón y el centro la gente del Eintracht y los ingleses la última vez en Sevilla. Seguro que, como siempre, no había servicios portátiles y zona de basura preparada. Para los euros que dejamos no hay problema; para la basura generada, sí. El fútbol es un negocio, pero que el aficionado se busque la vida. No condeno la falta de civismo, por supuesto, pero se podía adecuar la zona para la cantidad de gente prevista ¿no? ¿O es que de pronto aparecieron 5000 béticos? Anda ya, 'ome'. Y lo dice uno del Sevilla, ojo".

Mientras tanto, la afición verdiblanca no ha acusado las críticas ni éstas han mermado su respaldo a las trece barras. Nuevamente, las previsiones se desbordaron en Valladolid, donde, aparte de agotar las 595 entradas puestas a la venta por el club, entre 200 y 300 personas más compraron entradas en otras zonas del campo, sin que se hayan reportado incidentes relevantes, más allá de algún roce aislado por la coincidencia de algún ultra del Valladolid cerca de hinchas visitantes ataviados con equipaciones y bufandas de su equipo. Nada extraordinario. Por el contrario, algunos de los desplazados agradecieron la acogida de la inmensa mayoría de ciudadanos de la localidad castellano-leonesa y de asistentes al José Zorrilla. Como debe ser.