Hueco blanco

Ceballos recoge cable, no habla del Betis y redefine su estrategia

Tras meses de intenso flirteo con el Betis y declaraciones públicas de amor, el utrerano sabe que lo suyo va para largo y prefiere ser prudente, evitando charcos que incomoden al Real Madrid

Ceballos recoge cable, no habla del Betis y redefine su estrategia
Dani Ceballos, en su etapa en el Betis. - Lince
Aitor TorviscoAitor Torvisco4 min lectura

Dani Ceballos está de vuelta en Sevilla. Mentalmente lleva en tierras hispalenses muchas semanas (incluso meses), pero ahora además se encuentra de vuelta en su tierra de manera física. El utrerano está celebrando esta semana un campus de verano infantil en su localidad natal y aprovecha la serenidad y la relajación que le aporta estar con los suyos para un período de inevitable reflexión para aclarar sus próximos pasos y tener claro el equipo en el que jugará la próxima temporada.

"Estoy muy contento de poder hacer este campus en Utrera, tengo cerca a mi familia y a todos los que han hecho posible esta iniciativa, así que estoy muy contento. Además, creo que para los niños es muy especial", comenzaba declarando Ceballos ante los micrófonos de la Cadena Ser, que le preguntaba por sus planes en este último año de contrato en el Real Madrid, que además de seguir contando con Casemiro, Modric, Kroos, Camavinga y Valverde, acaba de gastarse 80 millones en otro centrocampista como es Tchouaméni.

En este sentido, Ceballos demostró inteligencia y experiencia en estas lides del mercado. Sabe que lo suyo con el Betis, si es que se puede cuadrar, no será posible hasta bien avanzado el verano. Mientras, por mucho que el Real Madrid le haya demostrado sus intenciones al no ofrecerle la renovación, no le conviene ponerse a las malas con el club ni con un entrenador como Carlo Ancelotti que no para de mostrarle arrepentimiento y de reconocerle que merece jugar mucho más de lo que lo hace (y hará).

Aunque el diario AS publicaba que Pellegrini se quedaría con Isco antes que con Ceballos y a pesar de que desde Italia amagan con una supuesta oferta del AC Milan por entre 10 y 15 millones de euros, el utrerano tiene claro que le gustaría volver al Betis. Se dará o no, pero, por si luego tiene que pedirle al club que ceda, prefiere evitar charcos. Eso explica su evidente 'recogida' de cable. Que matice su amor por el club verdiblanco hasta el punto de silenciarlo, que no se queje de falta de minutos en cuadro merengue o que no hable abiertamente de su posible salida.

"Nadie ha dicho que quiera más minutos. En un club como el Real Madrid, los minutos hay que ganárselos siempre en el campo. Durante la segunda parte de la temporada el entrenador ha demostrado confianza en mí y eso es lo más importante. El objetivo es llegar lo mejor posible a la pretemporada porque si estoy bien sé que puedo tener muchos minutos", se explicaba un comedido Ceballos, quien se negaba a hablar del Betis al considerarlo "una falta de respeto" al club con el que aún tiene contrato.

"Eso ahora mismo eso no es real y, si se da y nos volvemos a encontrar, entonces hablaremos", añadía de manera escueta sobre si se veía clasificándose para la Champions con el Betis y negando que el millonario fichaje de Tchouaméni le perjudique de cara a quedarse para cumplir su último año de contrato en el Real Madrid: "Creo que el Real Madrid tiene que fichar siempre a los mejores, además, Tchouaméni no ha venido para jugar en mi posición y, por mí, como si fichan a cinco o seis mediocentros más".