La emoción de Fran Vieites tras el derbi: rompe a llorar con su madre

El portero del Betis Deportivo apenas tuvo trabajo pero un derbi es un derbi y el meta vivió un emotivo momento junto a su madre, que estaba en el Ramón Sánchez-Pizjuán

Fernando RuizFernando Ruiz 3 min lectura
Sevilla

Sevilla

DAZN LaLiga Finalizado1 - 1

Betis

Betis

El portero del Betis Deportivo Fran Vieites tenía ante sí una prueba de fuego. El meta canterano debutó como titular en Primera división (ya jugó 45 minutos esta temporada ante el FC Barcelona) y lo hizo nada más y nada menos que en un derbi ante el Sevilla Fútbol Club y en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

Ante las bajas de Rui Silva y Claudio Bravo, el portero gallego tenía ante sí la difícil labor de mantener el nivel de sus compañeros y en la portería y lo cierto y verdad es que no tuvo mucho trabajo. En la primera parte, prácticamente inédito, y en la segunda, el único tiro a puerta fue el del golazo de Ivan Rakitic ante el que poco pudo hacer, aunque en su estirada llegó a tocar el balón antes de que entrara en su portería.

De hecho, tras el partido, el propio Manuel Pellegrini alabó la actitud de su tercer portero, "Lo de Fran creo que fue más o menos lo que esperábamos de él. Entrena todos los días, es un portero que tiene muchas condiciones, no tuvo la más mínima responsabilidad en el gol, estuvo tranquilo y para mí fue una muy buena actuación la suya dentro de lo difícil que es debutar prácticamente en el fútbol profesional con todo lo que conlleva el ambiente exterior", comentó.

La emoción de Fran Vieites con su madre

Poco antes de que Manuel Pellegrini pasara por rueda de prensa, todavía con los jugadores verdiblancos sobre el terreno de juego tras el pitido final, Fran Vieites vivió uno de los momentos más emocionantes en su carrera deportiva. El meta verdiblanco se dirigió hacia los asientos situados tras el banquillo visitante, donde en casi cada partido en Nervión hay una zona con aficionados del equipo, normalmente familiares y amigos.

Allí, Fran Vieites encontraba a sus familiares, pero sobre todo a su madre, con la que se fundió en un emotivo abrazo, al que se sumaron otros amigos. Un largo abrazo entre madre e hijo en el que ambos rompieron a llorar tras toda la tensión acumulada y a buen seguro, recordando el largo camino recorrido hasta disfrutar del partido de ayer en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Ya con el futbolista marchándose al túnel de vestuarios, su madre, todavía muy emocionada, explicaba sus sentimientos. "Son muchos recuerdos y mucha gente que nos apoyó y nos ha ayudado", desvelaba a las cámaras de LaLiga.