Estadio DeportivoHueco blanco

Real Betis-Olympique de Marsella (1-1): Los goles esperaron al final en un 'amistoso' demasiado bronco

Rodri igualó sobre la bocina el tanto de Milik, lo último antes de una tangana multitudinaria que afea el duelo en Chesterfield; Luiz Felipe brilló en su debut

Real Betis-Olympique de Marsella (1-1): Los goles esperaron al final en un 'amistoso' demasiado bronco
Canales, durante la cita de este miércoles. - RBB
Óscar MurilloÓscar Murillo6 min lectura

Empate del Real Betis (1-1) en su tercer amistoso de pretemporada. Amistoso, por llamarlo de una forma, porque el duelo resultó inesperadamente bronco, con entradas a destiempo, enganchones y varias tanganas, como una justo después de que Rodri igualara el injusto tanto de Milik, porque no fue superior un Marsella más rodado. Luces y sombras en un cuadro de Pellegrini peleado con el gol. Capítulo aparte el bueno de Guendouzi, que la tuvo con Juanmi en el primer tiempo y con Joaquín en la última jugada, además de con Guardado, Pezzella... Una tila no le vendría mal, aunque dicen los presentes en St. George's Park que el comportamiento de la expedición del OM, con la que comparten hotel de concentración, roza la paranoia.El partido empezó con sensaciones prometedoras, pues los verdiblancos contestaban con idéntica intensidad a la presión escalonada de los franceses, siendo la primer ocasión heliopolitana: Rubén Blanco evita que el disparo a bocajarro de Willian José, muy centrado, signifique el 1-0. Intentó igualar la cuenta el OM merced a una buena contra, con pase de la muerte de Jonathan Clauss para que el debutante Luiz Felipe impidiese el disparo de Luis Suárez desde cerca. Se empezaba a animar el amistoso en Chesterfield, pero los de Pellegrini querían seguir llevando la iniciativa también en este apartado, por lo que el ex cancerbero del Celta hubo de emplearse a fondo para desviar el zurdazo de Canales, que buscaba la escuadra.

Las perspectivas eran halagüeñas, aunque el choque se endureció tras un intercambio de entradas y discusiones entre Juanmi y Guendouzi, lo que terminó con una tarjeta por la fea entrada de Isaak Touré sobre Montoya, que se tuvo que retirar lesionado. Un auténtico calvario el del catalán. Por fortuna, todo volvió a su cauce, con intercambio de oportunidades al filo del descanso. Así, tras un par de libres directos botados sin consecuencias por Payet y cierto peligro a balón parado, el extremo francés protagonizó un slalom en el área que Sabaly entorpeció felizmente a la postre, mientras que un córner del mago cántabro fue cabeceado, de nuevo a zona tranquila para Blanco, por Paul Akouokou. Mientras tanto, Luiz Felipe seguía demostrando su capacidad para leer tácticamente muy bien cada acción defensiva.

En la reanudación, Dani Martín, que relevó a Rui Silva, inició enseguida una contra que continuó Luiz Henrique, dejando solo a un Sergio Canales que la mandó a las nubes con todo a favor, mismo destino que el zurdazo de William Carvalho, también a pase del brasileño de saque de banda. Se puso las pilas el '11' a la vuelta de vestuarios. Todos los verdiblancos, en general, que metieron otra marcha al partido y apabullaron de inicio a los de Tudor, que trató de contrarrestarlo cambiando sus bandas y atacando la espalda de los centrales béticos. Sin embargo, Juanmi seguía haciendo estragos, hasta tal punto que Pau López tuvo que salir de su área hasta casi el círculo central para evitar al de Coín en un mano a mano. A renglón seguido, el '7' se quedó sin ángulo y sin rematador a su pase desde la línea de fondo.

El meta asturiano sacó una buena mano ante el recién ingresado Gerson en el 65, tras un carrusel de cambios en ambos conjuntos. Le sentó peor a los verdiblancos, que tardaron en volver a sentirse cómodos, pero lo conseguirían puntualmente, cuando conectaban Rodri y Joaquín con los laterales. Willian José, antes de marcharse y propiciar que el Betis terminara con 'falso 9', no llegó por poco a un servicio de Canales, también desfondado. Bakambu, en el segundo palo, cabeceó fuera con todo a favor en la más clara del Marsella en todo el encuentro, si bien habría sido injusto un triunfo de los de la Costa Azul. Lo lograría Milik, casi sin querer, al remachar desde cerca la dejada de Pol Lirola, que había devuelto desde la línea de fondo el pase de Gerson.

Rodri puso justicia enseguida en el marcador, cabeceando cruzado a la red en el segundo palo un buen servicio de Joaquín, picado con Guendouzi. El portuense celebró el tanto al lado del ex del Arsenal, que le enganchó para iniciar una tangana multitudinaria que afeó el final del encuentro, todavía con más sombras que luces.

FICHA TÉCNICA.-

Real Betis: Rui Silva (Dani Martín 46'); Montoya (Sabaly 22'), Luiz Felipe (Pezzella 46'), Edgar, Miranda; Paul (Guido Rodríguez 62'), William Carvalho (Guardado 62'); Luiz Henrique (Rodri 62'), Canales (Rober 77'), Juanmi (Joaquín 62'); y Willian José (Fekir 77').

Olympique de Marsella: Rubén Blanco (Pau López 46') (Simon Ngapandouetnbu 69'); Gigot (Caleta-Car 71'), Mbemba, Touré (Balerdi 64'); Clauss (Lirola 80'), Rongier, Gueye (Gerson 64'), Guendouzi, Under; Payet (Bakambu 64') y Luis Suárez (Milik 64').

Árbitro: Graham Scott (inglés). Amarilla para el francés Touré.

Goles: 0-1 (87') Milik; 1-1 (90') Rodri.

Incidencias: Encuentro amistoso disputado en el Technique Stadium de Chesterfield (Inglaterra), con capacidad para 10.500 espectadores y algo menos de media entrada (4.256), con presencia de aficionados de ambos conjuntos.