Salta otro nombre propio en la 'guerra' entre el Villarreal y el Athletic

El caso de Igor Oyono ha recrudecido la batalla entre ambos clubes por el control de los canteranos vascos, saliendo a la luz el intento del conjunto castellonense de reclutar a un jugador infantil que ya estaba firmado por los rojiblancos

Salta otro nombre propio en la 'guerra' entre el Villarreal y el Athletic
Igor Oyono ha cambiado el Villarreal por el Athletic Club. - @VillarrealCF
Fernando MateosFernando Mateos 4 min lectura

La ‘guerra’ entre el Athletic Club y el Villarreal por el control de la cantera vasca se ha recrudecido en las últimas semanas por el fichaje de Igor Oyono, una de las perlas de los escalafones inferiores del conjunto castellonense que puso en enero rumbo a Lezama tras una negociación directa con el jugador y su representante debido a su edad (16 años), lo que ha provocado el enfado de todos en La Cerámica.

“El Athletic vino a por Oyono, de unas formas que no voy a catalogar, y decidió marcharse. Llegó aquí con 11 años y se formó con nosotros. Llegó a la selección y era una apuesta importante de futuro. No hemos podido hacer nada, lo hemos intentado de todas las formas posibles, pero ahora mismo en esa cuestión es imposible", aseguró al respecto el presidente de Villarreal, Fernando Roig.

Fernando Roig ya estalló tras el caso de Nico Serrano

Pero el caso del delantero de ascendencia guineana, que fue fichado a su vez por los amarillos en 2020 procedente del Barakaldo, el equipo de su localidad natal, es sólo el último en una batalla que lleva varios años abierta. La punta del iceberg la representa Nico Serrano, ahora cedido por los rojiblancos en el Racing Ferrol.

Fue en 2019 cuando el conjunto castellonense le reclutó de la cantera de Osasuna, pero años después el Athletic lo repatrió causando también el enfado del máximo dirigente ‘groguet’, que acusó al Athletic, el Barcelona y el Real Madrid de "robar" jugadores "a la mejor cantera de España", negándose a acudir a la comida de directivas previa al partido de San Mamés de aquella temporada.

Muchos más casos: Quevedo, Unax del Cura, Elordi...

Del mismo modo, el pasado verano, el Athletic firmó para su equipo juvenil al extremo Ugaitz Quevedo, natural de Basauri, que militó durante cuatro temporadas en la cantera amarilla tras formarse previamente en el Basconia, siendo recuperado por un conjunto bilbaíno que también sigue de cerca a otros vacos que brillan en la 'fábrica' del Villarreal.

Una de las promesas más firmes en la academia amarilla es el también extremo Unax del Cura, bilbaíno de nacimiento y reclutado con sólo 12 años, después de que ya hubiese jugado algunos torneos amistosos con la camiseta de un Athletic que no se decidió a dar el paso definitivo para firmarlo y vio cómo se esfumaba.

Para Fernando Roig, "bajar a los 14 años la edad del contrato para los jóvenes futbolistas sería una opción que mejoraría esta situación". Pero lo cierto es que su club suele captar a jugadores por debajo de esa edad, como el propio Unax del Cura, el delantero Ander Elordi, de sólo 11 años y que probaba en Lezama, o un defensa infantil del Baskauri, que llegó a su cantera en 2022 con 12 años.

Un infantil del Danok Bat, la última batalla entre ambos clubes

Ahora, según informa El Correo, el último punto de fricción entre ambas entidades viene por otro jugador infantil del Danok Bat, cuyo nombre no ha trascendido, y que el Villarreal intentó llevarse pese a estar ya firmado por el Athletic, apuntándose también que hace unos meses se llevó a otro niño de 11 años del Santutxu. En definitiva, una ‘guerra’ que parece no tener fin.

Unete a nuestro canal de Whatsapp Únete a nuestro canal de Telegram