Estadio DeportivoHueco blanco

El Girona debe echar el cerrojo a la portería

El conjunto catalán no ha sido capaz de dejar su puerta a cero desde el 11 de junio de 2022, en el playoff de ascenso a Primera

El Girona debe echar el cerrojo a la portería
Gol contra el Girona - UES
José Antonio RiveroJosé Antonio Rivero3 min lectura

La temporada no va del todo mal para el Girona. El conjunto entrenado por Míchel está fuera de los puestos de descenso, concretamente en la duodécima posición de la clasificación con 17 puntos, cinco por encima de la 'zona caliente' de la tabla. Los rojiblancos acumulan 4 victorias, 5 empates y 6 derrotas en 15 partidos, con 22 goles a favor y 24 en contra, siendo esto último el gran problema del equipo.

En su temporada de regreso a Primera División, el equipo de Míchel no ha conseguido frenar la sangría que sufre atrás, encajando al menos un gol en absolutamente todos los partidos de la presente temporada. Hay que remontarse hasta el curso pasado, al partido de ida de la final del playoff de ascenso a Primera contra el Tenerife, el 11 de junio de 2022, para recordar cuándo fue la última vez que el Girona dejó su portería a cero.

Pese a que las cosas no han ido mal hasta ahora, manteniendo la comentada distancia con el descenso, Míchel sabe que hace falta mejorar atrás para evitar sufrir en lo que resta de campeonato. El Girona es el cuarto equipo que más goles (24) encaja de LaLiga Santander, solo por detrás del Elche (34), Cádiz (27) y Celta de Vigo (27).

Con una media de 1,6 goles por partido, Míchel ha intentado cambiar la dinámica alternando los porteros, pero el problema se mantuvo. El guardameta titular empezó siendo Juan Carlos, que disputó los 10 primeros partidos de liga y encajó 18 goles. El la jornada 11 tomó la alternativa Paulo Gazzaniga, que acumula cinco partidos en liga y ha encajado 6 goles.

David López: "Nunca tendré palabras para dar las gracias al Espanyol"

El central del Girona David López aseguró este miércoles, en rueda de prensa, que el próximo partido de LaLiga Santander contra su exequipo, será "muy especial y emotivo" y que "nunca" tendrá "palabras suficientes para dar las gracias a la afición del Espanyol".

Capitán españolista hasta el pasado verano, admitió que el partido será "muy extraño después de tanto tiempo allí", empezando por tener que vestirse en otro vestuario, "pero a la vez muy bonito". Y es que dijo no entender su carrera deportiva "sin el Espanyol".

Además, reconoció que lo que más le preocupa "a nivel emocional" es "poder estar tranquilo, sin altibajos y estable" durante el encuentro.

En este sentido, admitió que "el prepartido será complicado", pero aseguró que tiene que intentar llevar la situación con "normalidad y tranquilidad" y "controlar las emociones".