Hueco blanco

Ex de Cádiz y Granada recibe un homenaje en Los Cármenes en su lucha contra el cáncer de pulmón

Nico Hidalgo trata de recuperarse en la Unidad de Apoyo de Pacientes Oncológicos de Granada (UAPO) junto a Jesús Candel, conocido como Spiriman

Ex de Cádiz y Granada recibe un homenaje en Los Cármenes en su lucha contra el cáncer de pulmón
Nico Hidalgo, en su homenaje este sábado en Los Cármenes. - Granada CF
Paco GarcíaPaco García3 min lectura

En el encuentro de ayer ante el Málaga CF, se vivió un momento muy emotivo sobre el verde, cuando el exrojiblanco Nico Hidalgo fue homenajeado y que posó junto a Pepe Macanás con una camiseta del club.

En estos momentos, Nico Hidalgo está disputando su partido más importante. Al atacante se le detectó un cáncer de pulmón con metástasis y ahora trata de recuperarse en la Unidad de Apoyo de Pacientes Oncológicos de Granada (UAPO) junto a Jesús Candel, conocido popularmente como Spiriman.

“El cáncer de pulmón con metástasis apareció en nuestras vidas, pero aquí estamos Nico y yo entrenando en UAPO como muchos pacientes más, que sabemos de la importancia del ejercicio físico como tratamiento frente a esta jodida enfermedad”, comenta Spiriman en una publicación en redes sociales en la que se ve a ambos trabajando en la recuperación del jugador, que sueña con volver a jugar al fútbol. El propio médico afirma en el vídeo que “el primer día ni podía”.

Fue ingresado en el mes de noviembre cuando jugaba en el Extremadura y aunque en un primer momento la prensa local lo achacó al estrés por los impagos en el club de Almendralejo. Poco a poco Nico Hidalgo está superando este duro revés que le ha deparado la vida y numerosos aficionados del Cádiz Club de Fútbol le han mandado sus mensajes de apoyo al jugador.

Nico Hidalgo llegó cedido al Cádiz Club de Fútbol procedente de la Juventus de Turín en julio del año 2016. Los gaditanos habían logrado el ascenso a Segunda división semanas atrás y buscaban extremos para la zona de ataque. En aquel mercado veraniego, los gaditanos llegaron a incorporar futbolistas tan importantes como Álvaro García (en propiedad ya que la temporada anterior estaba cedido), Aridane, Ortuño o José Mari.

Estuvo dos años en Cádiz y no fue un jugador que destacase por grandes actuaciones sobre el verde. Entre las dos campañas disputó un total de 42 encuentros con el submarino amarillo y marcando un solo gol en 1862 minutos.

Fue siempre un recambio de Salvi, titularísimo en aquella época, no terminaba de aprovechar las oportunidades de las que disfrutaba, aunque por su perfil de jugador se trataba de un futbolista muy interesante y que en muchas ocasiones jugaba en el lateral derecho. Fue titular en la victoria del Cádiz por 3-5 en el Villamarín en Copa del Rey, pero debido a su escasa participación el club lo cedía al Racing de Santander, que se encontraba en Segunda B y con el logró ascender a la categoría de plata y club al que fue traspasado.