Hueco blanco

Granada CF 2-1 CD Mirandés: Uzuni pone las cosas en sitio

El conjunto nazarí intenta reponerse en su estadio de la dura derrota sufrida en la última jornada ante el Eibar.

Granada CF 2-1 CD Mirandés: Uzuni pone las cosas en sitio
Uzuni - Granada CF
José Antonio RiveroJosé Antonio Rivero8 min lectura

El Granada CF volvía a la competición con el mal sabor de boca que le dejo su último partido en Ipurúa ante el Eibar. Los de Aitor Karanka debían ganar esta jornada para romper la dinámica negativa de los últimos dos partidos y así lo hicieron. Un doblete de Uzuni le dio los tres puntos a los locales ante un Mirandés que no conoce la victoria.

Comenzó con ganas el Mirandés, hoy vistiendo de amarillo, sacando un saque de esquina en los primeros segundos de partido que acabó en nada. Los de Miranda de Ebro jugaban continuamente en campo rival durante los primeros compases del encuentro, generando muchas dudas en la defensa nazarí, algo intimidada por la presión alta de los visitantes.

El primer acercamiento del Granada llegó a los cuatro minutos de juego, tras un error del portero visitante en la salida de balón, aunque el centro desde la derecha no fue rematado por nadie del conjunto local. Un minuto más tarde, Quini hacía trabajar por primera vez a Herrero.

Segundo saque de esquina para el Mirandés antes de los minutos de partido que acabó con el balón dentro de la portería de André Silva tras un remate de Navas. El árbitro anuló el tanto porque el esférico había salido del campo durante el saque de esquina.

El comienzo no pudo ser peor para el Granada. Con el susto aún en el cuerpo por el tanto anulado al Mirandés, Ignasi Miquel tenía que ser sustituto debido a una lesión. Karanka apostó por Víctor Díaz para reemplazar al central catalán.

Respondió el Granada al buen momento del Mirandés con una falta directa lanzada por Bodiger que se fue rozando el palo derecho de Alfonso Herrero.

Los primeros 20 minutos de partidos llegaron con el encuentro muy trabado, con muchos parones durante el encuentro por parte de uno y otro equipo, aunque el Mirandés ofreciendo algo más que los locales.

Ninguno de los dos equipos conseguía hacerse con el control del partido, aunque el Granada iba poco a poco haciéndose con los tiempos del encuentro. A los 25' lanzó el primer saque de esquina el conjunto local, el cual acabó en un despeje de la zaga visitante.

Cerca de la media hora de encuentro, una contra del Granada conducida por Callejón acabó en córner tras la buena intervención de Michelis en defensa, quien impidió el remate del ariete local.

La primera cartulina amarilla del partido fue en el minuto 30 para Meseguer, quien cortó una contra del Mirandés después de un ataque fallido de los nazaríes.

El encuentro era de ida y vuelta pero sin ocasiones y sí con imprecisiones de ambos conjuntos. El ritmo de partido comenzó a bajar y la presión alta del Mirandés ya no era tan intensa. Poco a poco el Granada fue consiguiendo el control de la pelota, aunque los visitantes eran capaces de lanzar rápidamente las contras, sin que ninguna causa peligro.

A cinco minutos del descanso, Beñat Prados hizo una entrada dura a Callejón en la frontal del área que fue sancionada con tarjeta amarilla. La falta la lanzó el propio Callejón, pero su disparo se fue por encima de la portería.

Al borde del descanso, un balón llovido fue controlado por Callejón, dejándola mansa para que Uzuni pusiera el 1-0 en el minuto 44 con un fantástico pase a la red.

El Mirandés intentó responder el gol encajado mediante el balón parado, primero con un córner y luego con una falta en la que colgó el balón al área, aunque ninguna de las dos jugadas generaron peligro alguno. Con estos ataques visitantes se llegaba al descanso.

Poco le duró la alegría a los locales. Un error de Bodiger en el 49' provocó un mano a mano de Raúl García con el meta del Granada que el delantero cedido por el Real Betis acabaría transformando en el empate a uno.

Intentó reponerse rápido el Granada, que siguió jugando con el empuje que comenzó la segunda mitad, con un Meseguer que cada vez tenía más protagonismo en el centro del campo.

El conjunto local comenzó a meter balones al área con la presencia de Jorge Molina, que entró en el tiempo de descanso, para rematar, generando algún que otro disparo desde fuera del área provocados por rechaces o segundas jugadas. Así se llegó a la hora de partido, con pocas ocasiones pero con dominio local, lo que mantenía en una tensa calma a la mayoría de los 15.006 aficionados que acudieron al Nuevo Los Cármenes.

Ambos entrenadores esperaron a que pasara la hora de encuentro para hacer un doble cambio cada uno. En el Granada entraron Bryan Zaragoza y Petrovic, mientras que por el Mirandés lo hicieron Serrano y Jofre Carreras.

Bryan lo intentó nada más entrar, aunque su balón fue interceptado por la zaga visitante, que estuvo muy cerca de plantarse en un mano a mano en la siguiente jugada gracias a un pase de Paulo.

En el 68' el Granada tuvo una clara ocasión con un centro por la derecha que no llegaron a rematar ni Jorge Molina ni Uzuni.

Tanto iba el cántaro a la fuente que Myrto Uzuni volvía a marcar en el 75'. Balón largo que prolongó Jorge Molina para que Callejón se la pusiera al albanés y este la enchufara.

El técnico del Mirandés metió más 'madera' en el partido dando entrada a Nico Serrano, intentado que el joven atacante proponga algo más arriba.

Joseba Etxeberría lo intentó todo a falta de cinco minutos para el final metiendo en el campo a Samuel Mráz, ya que los cambios anteriores no surtieron ningún efecto, algo que sí ocurrió con las sustituciones de Karanka.

Los minutos pasaban y el juego era cada vez más trabado, con numerosas faltas y varias amonestaciones del árbitro. El Granada supo controlar así el partido, creando algo de peligro el Mirandés solo a balón parado, como en una falta lanzada en el 89' que no encontró rematador.

El Mirandés lo intentaba mediante los centros de Nico Serrano desde el perfil izquierdo, pero el Granada se mostraba firme atrás.

Karanka quiso contrarrestar los tres minutos de añadido dando entrada en el descuento a Arezo, que sustituyó a Callejón. El partido acabó con la expulsión de Jofre Carreras, que cayó en la leve provocación de Uzuni, prolongándose el encuentro hasta el minuto 96.

Con este triunfo, el Granada se coloca momentáneamente líder de Segunda División tras el pinchazo del Levante este viernes ante el Cartagena.