Estadio DeportivoHueco blanco

Las mejores imágenes del Las Palmas - Granada bajo los últimos coletazos del ciclón

Las mejores imágenes del Las Palmas - Granada bajo los últimos coletazos del ciclón
21
El Granada cae por tercer partido consecutivo a domicilio en LaLiga SmartBank ante una UD Las Palmas que se lanza hacia el liderato. - LaLiga

Tras las intensas lluvias del fin de semana, apenas llovió durante el encuentro, aunque sí se registraron algunos chubascos

Paco GarcíaPaco García3 min lectura

La UD Las Palmas venció por 2-0 al Granada y vuelve a ocupar el liderato de LaLiga SmartBank, con un gol de Enzo Loiodice al borde del descanso y otro de Jonathan Viera, de penalti, en el tramo final, ante un conjunto nazarí que mostró de nuevo su fragilidad como visitante.

Tras las intensas lluvias del fin de semana, el césped no presentaba ningún charco, pero sí estuvo muy rápido, además de que el agua siguió cayendo durante el encuentro, aunque de forma fina.

Y a ese condicionante se adaptó mejor Las Palmas, que dominó desde el inicio, aunque la iniciativa fue de más a menos. Su mejor ocasión fue un remate a bote pronto de Álvaro Jiménez que se estrelló en el poste izquierdo de André, en el minuto 18.

En el Granada, Aitor Karanka decidió reforzar a su equipo por dentro para provocar un cortocircuito en el juego asociativo de Las Palmas, pero no lo consiguió de inicio.

En el segundo tiempo el Granada se vio obligado a afrontar otro partido. Probó con el examarillo Sergio Ruiz, pero no encontró su sitio ni la forma de hincarle el diente a un rival que completa su sexto partido con la portería imbatida en siete jornadas.

A los de Karanka, en una noche aciaga, solo les faltaba que se lesionase su portero, y como las cosas pasan por algo, André Ferreira, con problemas musculares, tuvo que dejar su sitio a otro hombre con pasado muy reciente en la Unión Deportiva, el bilbaíno Raúl Fernández, recibido con muchos aplausos.

El Granada arriesgó con la entrada de Jorge Molina y Bryan Zaragoza pero Las Palmas también refrescó su equipo con los cambios, y entre ellos el esperado estreno de Sandro Ramírez, decisivo en su primera intervención, en la que dejó pasar la pelota para Jonathan Viera, derribado dentro del área por Miguel Rubio. El penalti lo convirtió el capitán -asistencia y gol- para cerrar el partido.

El técnico vitoriano dijo sobre el desarrollo del partido que en la primera parte tuvieron solo "algún desajuste" como la jugada en la que Álvaro Jiménez estrelló el balón en el poste, y que en la jugada del primer gol, al filo del descanso, les faltó un poco de "agresividad" para defenderla.

Sin embargo, a su juicio, el Granada "dio la cara" en el segundo tiempo y, tras los cambios realizados porque "había que arriesgar", sufrieron varios contragolpes de la Unión Deportiva.