Estadio DeportivoHueco blanco

Bellerín estalla contra el Mundial de Qatar y se alegra de la no llamada de Luis Enrique

El lateral derecho del FC Barcelona denunció públicamente, durante una entrega de premios, la muerte de "6.500 personas"

Bellerín estalla contra el Mundial de Qatar y se alegra de la no llamada de Luis Enrique
Héctor Bellerín - Twitter / @HectorBellerin
José Antonio RiveroJosé Antonio Rivero3 min lectura

Héctor Bellerín es un futbolista atípico, muy concienciado con el medioambiente y amante de la moda, entre otras cosas. El jugador del Barcelona, que recientemente recogió uno de los premios 'GQ Hombres del Año' que otorga esta revista española de moda, tendencias y actualidad, realizó una dura crítica al Mundial de Qatar que levantó a los asistentes en dicha entrega de premios.

"Como futbolista, no estar en Catar y en la selección es algo que me entristece, pero hay una parte de mí que se alegra. No sé si lograría disfrutar de la carga de las 6.500 personas fallecidas en el proceso de un simple Mundial de fútbol. Personas de países como Pakistán o Bangladesh, la mayoría hombres de 30 a 40 años, que lo único que buscaban era una vida digna para ellos y para sus familias", explicó Bellerín.

El futbolista barcelonés siempre se ha posicionado públicamente en favor de los derechos humanos y de distintas causas sociales como el cuidado del medioambiente. Tanto es así que el catalán cumple una rigurosa dieta vegana y hace un año se lanzó al mundo de la moda con una colección de ropa sostenible, entre otras muchas acciones sociales.

"El fútbol, como siempre, es un poquito el reflejo de nuestra sociedad. La avaricia y el egoísmo no tienen límite, seguimos agrandando todo lo que nos separa y esto solo lleva al desencuentro y a la desigualdad", continuó diciendo el lateral barcelonés.

Bellerín también se refirió a la protección del colectivo LGTBI y a los derechos humanos. "No es una cuestión de leyes. En España estamos por detrás de Reino Unido en cuanto a aceptación social no solo del colectivo LGTBI, sino de personas de otras razas, religiones o incluso que tengan ideas políticas diferentes. Hace 50 años vivíamos en una dictadura y hay heridas que no se han curado. Ahora mismo están arraigando ideas fascistas porque la gente ve que el sistema les da de lado y que no hay una solución para ellos. Sí que la hay, pero siempre debe ser desde el diálogo, el respeto y la aceptación del otro", afirmó.

"Para mí la única forma de tirar esta barrera y seguir hacia delante es buscar entre nosotros la humanidad, la empatía, el amor y hacer crecer nuestras comunidades y las redes que confluyen dentro de ella. Y que en una sociedad tan polarizada como la nuestra dejemos de vernos tanto por nuestras condiciones y por nuestras ideas y empecemos a vernos por lo que somos todos, personas", concluyó el jugador de fútbol en la entrega de premios.