Estadio DeportivoHueco blanco

Hazard también se va de la lengua

El internacional belga rechazó el gesto de Alemania, que se tapó la boca en señal de protesta tras las amenazas si portaban el brazalete ‘One love’

Hazard también se va de la lengua
Eden Hazard. - @BelRedDevils
Gracia ÁvilaGracia Ávila3 min lectura

En Alemania saltaron todas las alarmas tras la derrota frente a Japón (1-2) en su estreno en el Mundial de Qatar 2022. Un fracaso para los teutones que arrancó de una forma muy simbólica, con los jugadores germanos tapándose la boca en el momento de la foto oficial en señal de protesta, un gesto por el que fue cuestionado Eden Hazard y que para sorpresa vinculó con la derrota. “Sí, pero perdieron el partido. Hubiera sido mejor no hacerlo y ganar. Estamos aquí para jugar al fútbol. Yo no estoy aquí para enviar un mensaje político. Queremos estar centrados en el fútbol”, intentó explicar, pero una vez que ya había lanzado el dardo.

Y es que Bélgica, el equipo del jugador del Real Madrid, al igual de Alemania, Inglaterra, Gales, Dinamarca, Holanda y Suiza renunciaron a que sus capitales (el belga es Hazard) ajustasen en sus brazos el brazalete ‘One love’, ideado para visibilizar al colectivo LGTBI, en la Copa del Mundo ante la amenaza de sanción.

Los equipos se vieron obligados a tomar esa decisión tras el anuncio de la FIFA de que los jugadores que lo llevasen, al estar incumpliendo un artículo de su reglamento, serían amonestado con tarjeta amarilla. Respecto a esta decisión, el belga aseguró que se sentía avergonzado. “Nos condicionaron un poco con la amenaza de sanción. No quería comenzar el partido con una tarjeta amarilla, habría sido un problema para el resto del torneo”, analizó.

Lo llamativo ha sido que Hazard criticara la alternativa de Alemania, que también se ha visto afectada por la decisión de la FIFA. El equipo que lidera Hansi Flick, en el posado oficial antes el encuentro se bloqueó la boca con la mano, una imagen llamativa para denunciar la amenaza de sanción de la FIFA.

Precisamente Alemania será el próximo rival de España en el Mundial de Qatar 2022, un equipo, como dijo el propio seleccionador alemán, que llega “decepcionado” y con la mochila cargada de crítica después de la remontada de los nipones.