Estadio DeportivoHueco blanco

La maniobra de Portugal con la que quiso fichar a Ansu Fati

El futbolista español tuvo la oportunidad de jugar con la selección vecina y no con España, pero el atacante del FC Barcelona siempre lo tuvo claro

La maniobra de Portugal con la que quiso fichar a Ansu Fati
Ansu Fati tuvo una oferta de Portugal, pero se decantó por jugar con España, país en el que creció. - UES
Rafa CalaRafa Cala3 min lectura

Ansu Fati ha sido uno de los futbolistas que más ha echado de menos al selección española en este Mundial de Qatar 2022. El sevillano ha estado lejos de su mejor nivel futbolístico y por ello ha jugado relativamente poco hasta que España ha quedado eliminada en el Mundial de Qatar 2022 contra Marruecos en los octavos de final, impidiendo así que Ansu Fati haya podido disputar un partido contra Portugal, en cuartos de final, el cual lo tenía marcado en rojo en su agenda porque ahí quería demostrar Ansu Fati que tuvo decisión en la decisión que tomó.

Y es que Ansu Fati fue pretendido por la selección de Portugal hace unos años debido a que Guinea-Bisáu, país donde nació Ansu Fati fue una colonia en poder de Portugal hasta la década de los años 70 del siglo XX. Así lo confirmó el propio padre de Ansu Fati, Bori Fati, en los micrófonos de la Cadena SER. "Ansu pudo escoger jugar con Portugal, nos ofrecieron la nacionalidad", explicó el padre, que se instaló en la provincia de Sevilla desde que Ansu Fati era niño, lugar donde el actual futbolista del FC Barcelona creció y se formó como persona antes de marcharse a la cantera de conjunto catalán.

El ofrecimiento no convenció nada a Ansu Fati, que siempre se mostró partidario de jugar con España a pesar de la oferta, suculenta, que le agradeció Portugal a su familia y a él. "Me dijo: ¡Papá, ¿Cómo voy a ir a Portugal si no sé ni hablar portugués?! Tú me trajiste a España y yo me quedo porque están mis amigos y mi vida", dijo Bori Fati sobre las palabras que le dijo su hijo Ansu Fati.

Por tanto, Ansu Fati no ha podido jugar un partido muy importante para él porque a pesar de su falta de ritmo no le hubiera faltado motivación para demostrar de que su decisión fue la correcta y que se hubiera esforzado al máximo para clasificar a España a unas hipotéticas semifinales del Mundial de Qatar 2022 a las que ya no puede esperar. No tiene que desesperar Ansu Fati, pues sólo tiene 20 años y toda una carrera deportiva por delante para demostrar, siempre y cuando le respeten las lesiones, que es uno de los futbolistas a marcar las diferencias en este deporte. Sus próximos retos con la selección española será la fase final de la UEFA Nations League, que se disputará en Países Bajos, y la clasificación para la Eurocopa 2024 de Alemania.