Hueco blanco

El Barça se ríe del Sevilla y Koundé se queda sin sitio

La última filtración desde la Ciudad Condal apunta a que esperan que el Chelsea se retire para sacar a Koundé por... 45 millones

El Barça se ríe del Sevilla y Koundé se queda sin sitio
La venta de Jules Kpundé va para largo. - UES
José LópezJosé López5 min lectura

"Cuando activemos la segunda palanca, trabajaremos a un nivel superior. (...) Nuestra ventaja es que muchos jugadores quieren venir aquí”. El presidente del Barça, Joan Laporta, fiel a sí mismo, sacaba pecho ayer sobre su gestión y dejaba caer que en las próximas semanas el Barça irá con millones y no sólo con palabras, como hasta ahora, a por los objetivos que se ha marcado en este mercado de fichajes.

El principal refuerzo para su defensa, aparte de Christensen, ya cerrado desde hace tiempo, es el jugador del Sevilla FC Jules Koundé, por el que llevan amagando hace semanas desde Barcelona sin concretar nada.

Al igual que ocurre con Lewandowski, con el que ha llegado a un acuerdo previo y ha creado un cisma en el Bayern, tanto el Barça como sus medios afines tratan de presionar para que el deseado central sevillista vista de blaugrana la próxima temporada. Desde la Ciudad Condal han lanzado en los últimos días mensajes que hablaban del nerviosismo del Sevilla y de la necesidad de vender para poder fichar, de que habían ofrecido a varios jugadores para abaratar la operación, de que el primer intento había sido una cesión con obligación de compra el próximo año y de varias ofertas la mejor de las cuales era de 23 ahora y 40 el próximo año... Todo ello sin que de verdad haya llegado una oferta oficial porque, como reconocía el propio Laporta, hasta que no se active esa segunda palanca no puede ofrecer nada, sólo aspirar a cesiones y futuros pagos.

El Sevilla ha dejado claro que ni quiere jugadores ni operaciones imaginativas en las que ahora no reciba el precio justo que merece un jugador de este nivel. Desde Barcelona han 'contrarrestado' con informaciones que señalan que el Barça confía en sacar al jugador por casi la mitad de su cláusula, es decir, por 45 millones de euros, una cifra inferior incluso a la que estaba dispuesto a pagar el Chelsea el pasado año.

Las prioridades del Chelsea

Y se agarran a ello con la certeza de que el equipo británico no irá a por Koundé este verano y el Sevilla se verá con la necesidad de negociar a la baja con los blaugranas por un jugador que ya ha dejado claro que este año sí quiere subir el nivel y fichar por un equipo que esté en el primer escalón europeo.

Aunque la afición sevillista no perdonaría una venta a la baja ante un rival directo de LaLiga, la realidad es que en Inglaterra, el Chelsea parece ahora mismo más centrado en otros objetivos. En concreto, por el neerlandés de la Juventus, Matthijs de Ligt.

The Telegraph publicaba ayer que la estrategia del Chelsea iba a ser ofrecer jugadores (Werner, Jorginho o Pulisic) y dinero; y el Corriere dello Sport ha ido aún más allá e informaba en su edición impresa de una primera oferta de 40 millones de euros más Timo Werner, que habría sido rechazada. La venta del ex del Ajax costaría entre 80 y 90 millones, 30-40 menos de lo que pedían en un principio.

Pero no es el único central por el que se está moviendo el Chelsea, sino que también está buscando el regreso de Nathan Ake, que apenas juega en el Manchester City. Cierto que deben llegar dos centrales por Rudiger y Christensen, pero ahora mismo Koundé no parece tener sitio. La prioridad es De Ligt y Ake sería mucho más barato que el francés del Sevilla. La salida de Marina Granovskaia, que tenía a Koundé como prioritario, parece haber cambiado toda la estrategia en el club londinense. A ello se agarra un Barça que, de momento, sólo ha logrado enfurecer al sevillismo con sus filtraciones interesadas.