Estadio DeportivoHueco blanco

La boca pequeña, efectividad plena, Bono de vuelta y transición lista: el Mallorca-Sevilla, en imágenes

La boca pequeña, efectividad plena, Bono de vuelta y transición lista: el Mallorca-Sevilla, en imágenes
32
Ángel trata de superar por alto al meta marroquí del Sevilla en el choque de este sábado. - UES

Nadie se dio de baja en la escuadra nervionense, ya que todos cumplieron con su trabajo, menos los delanteros... a los que no se les invitó a la fiesta

Óscar MurilloÓscar Murillo3 min lectura

Sampaoli tendrá que resignarse. No es cuestión de darle un toque de atención, porque es 'perro viejo' ya en los banquillos y, en gran parte, se le ha traído para dar la vuelta al Sevilla como un calcetín. Pasar del conservadurismo al amateurismo es jodido. Necesita su tiempo, máxime cuando la plantilla no está hecha del todo para lo que quiere el de Casilda, que, de haber aterrizado en verano, seguramente habría apostado por otros fichajes. Atrás, no, porque Nianzou y Marcao le gustan mucho. Por su atrevimiento y su intuición, el francés, un relevo perfecto para Koundé con el tiempo (hay que recordar que el hoy culé empezó con muchos titubeos, como en aquella nefasta visita al Eibar); porque parece un central de los de siempre, el brasileño, encima zurdo y con un manejo de los pies aceptable para su demarcación. Pero no tiene los mimbres que necesitaría por fuera y arriba.

Un motivador nato como él ha conseguido levantar el ánimo de los suyos, aunque, tras su sincera reflexión tras el 1-1 ante el Athletic, cuando dijo que "no habría sido justo ganar al final", se ha vestido por una vez de pragmático para adelantar que nadie espere milagros. Lo de Dortmund casi lo fue del todo, aunque ha sido en Palma cuando el Sevilla FC ganó a contraestilo. Y con 'Sampa' declarándose feliz con la boca chica y admitiendo que va a construir un equipo ganador y ofensivo desde la fortaleza defensiva. No le queda otra. Un solo disparo entre los tres palos y cuatro en total, pero tres puntos en el zurrón merced al héroe más inesperado, Nemanja Gudelj, que seguramente tampoco estaría jugando de pivote, donde brilla, si Fernando estuviese recuperado de su mononucleosis.

Al menos, no esconde el argentino que esta victoria aporta más a lo anímico que a lo deportivo, donde le queda trabajo. Sin duda, ganar siempre será más fácil con un Bono como el de siempre, parando casi todo y salvando a los banquirrojos, con una zaga sólida y con un centro del campo solvente. Pero espera mucho más de los Óliver Torres, Isco, Rakitic, Suso... En-Nesyri y Rafa Mir es que no le hacen tilín. Si acaso, Dolberg, pero este fin de semana tampoco ha recurrido al danés. Un 'falso 9' para meter en faena al ex madridista y a Lamela. Prueba fallida. Enero queda lejos, por lo que deberá conformarse o regenerarse con lo que tiene. Al menos, la transición de ha completado y el Sevilla ya no es tan vulnerable, propone más que el rival y merece recompensas. Habrá tiempo para lucir el chaqué. De momento, con el mono de trabajo le da para respirar.