Hueco blanco

Monchi, con varios fichajes avanzados y más de un inconveniente para cerrarlos

El atasco en la salida de Koundé no es el único problema para el director deportivo del Sevilla FC. Junto a la falta de liquidez, Monchi también lidia por aligerar la actual carga salarial antes de sumar refuerzos

Monchi, con varios fichajes avanzados y más de un inconveniente para cerrarlos
Monchi, junto al presidente José Castro y Fernando Navarro. - Lince
Alejandro SáezAlejandro Sáez7 min lectura

El mes de julio ha cruzado ya el ecuador y en el Sevilla FC la planificación deportiva para la 22/23 sigue prácticamente igual que cuando abrió el mercado en lo que a materia de refuerzos se refiere. Con el brasileño Marcao ya en Nervión como recambio de su compatriota Diego Carlos, quien salió en junio al Aston Villa a cambio de 35 millones de euros, Monchi sigue dándole forma a un puzzle que no acaba de cuadrar ante las dificultades que presenta el actual mercado.

La inflación de los mercados, en general, y la falta de liquidez en el fútbol hacen prácticamente inviable los movimientos en LaLiga, donde poco a poco los clubes se van desatando las ataduras, aunque con dificultades. En esas está un Monchi que necesita como agua de mayo la liquidez que le reportaría una gran venta como la de Jules Koundé.

El central galo está en la rampa de salida desde que el verano pasado se le retuviera, cuando lo tenía todo prácticamente cerrado con el Chelsea. La promesa de dejarlo salir éste y la necesidad económica empujan a pensar que será el siguiente, aunque la tan ansiada oferta no acaba de llegar.

El objetivo de Monchi, y del Sevilla FC, ha sido siempre vender a Koundé por unos 60-65 millones de euros, una cuantía que en el actual mercado se antoja muy complicada. Y a los hechos nos remitimos.

Sin esa gran venta, Monchi está maniatado. Avanza en negociaciones, pero no puede acabar de cerrarla. Así, tal y como aseguran diversas fuentes a la redacción de ESTADIO Deportivo, son varios los nombres que el de San Fernando tiene bastante encarrilados, a falta de poder darle ese último empujón. Una situación, tal y como aseveran estas fuentes, ha venido desgastando bastante a Monchi, quien esperaba un mercado complicado, pero quien se está encontrando con muchas más dificultades de las esperadas.

En su plan de rejuvenecer a la plantilla en busca de plusvalías futuras y el reducir la masa salarial se está topando con un sinfín de inconvenientes que están retrasando las incorporaciones. Algo con lo que ya contaban, aunque a estas fechas esperaban tener alguna incorporación más realizada.

Al atasco de Koundé, donde el FC Barcelona que avanza gracias a sus ‘palancas’ económicas es la principal opción a día de hoy, aunque el Chelsea tampoco lo olvida, se le unen las complicaciones para dar salidas a jugadores como Rony Lopes o Idrissi, cuyo salario no es, precisamente, moco de pavo. Especialmente si se compara con su rendimiento como sevillistas.

Las complicaciones de Rony Lopes para salir del Sevilla FC

Si ya es complicado colocar a un futbolista como Rony Lopes, quien aterrizó en Nervión como el fichaje más caro del Sevilla FC a cambio de 25 millones de euros y que, desde entonces, no ha rendido en base a lo esperado, más complejo se convierte si el futbolista tampoco ayuda. Eso es lo que le está pasando, precisamente, a Monchi.

Tras dos cesiones infructuosas, primero en Francia y luego en Grecia, el Sevilla FC presenta este verano el mismo inconveniente con el internacional portugués: colocarlo. Sus 2’7 millones de euros netos de ficha lo convierten en un objetivo demasiado caro para la gran mayoría de clubes. En LaLiga, ninguno de los interesados puede hacerse cargo de manera íntegra de la misma, como es deseo del Sevilla FC, mientras que en el extranjero son pocos. Una hipotética solución apuntaría hacia las ligas exóticas, una puerta que hoy por hoy el futbolista mantiene cerrada.

La intención de Rony, como en los cursos anteriores, es salir a un club europeo y que le permita participar en Europa, intentando revertir así su situación. Ya lo intentó en el Niza y en el Olympiakos, aunque sin conseguirlo del todo.

Idrissi, complicado, pero menos difícil para Monchi

Una situación similar es la que afronta Monchi con otro futbolista como Idrissi, aunque menos compleja. ¿Por qué? Simplemente por su caché, pues aunque es alto, no llega a los niveles de Rony Lopes. Los 1’4 millones de euros que percibe el internacional marroquí se antojan un caché importante, aunque bastante más asumible para muchos clubes, especialmente fuera de LaLiga.

En el Cádiz CF están deseosos de poder mantenerle en préstamo, como durante la segunda mitad de la temporada pasada, pero el Sevilla FC no está por la labor de hacerse cargo de parte de la ficha. Y ahí están, junto a otros clubes.

La idea, tanto en el caso de Rony Lopes como de Idrissi, es encontrar la salida más beneficiosa para el Sevilla FC (y para los jugadores), lo que aligeraría notablemente la carga salarial y daría margen de maniobra para esas operaciones que Monchi tiene bastante avanzadas. Entre ellas, una tan complicada como la de Isco. El malagueño no entra en esa idea de rejuvenecer la plantilla, pero Lopetegui lo vería un refuerzo ideal. El ex del Real Madrid está por la labor de rebajar su caché para arribar a Nervión y Monchi, si las cifras acaban cuadrando, no lo descarta. Primero, eso sí, toca aligerar peso.