Estadio DeportivoHueco blanco

Sevilla FC-Barcelona (0-3): Un abismo en las áreas y en la tabla

Del buen arranque nervionense a la evidencia de que, aunque es difícil igualar o parar la pegada culé, hoy en día no son rivales directos

Sevilla FC-Barcelona (0-3): Un abismo en las áreas y en la tabla
Lamela se lamenta tras su gol anulado. - Lince
Óscar MurilloÓscar Murillo6 min lectura

Tercera derrota en cuatro jornadas del Sevilla FC. Un punto de 12 para los de Lopetegui, de nuevo retratados en las áreas por un Barcelona (0-3) que comenzó dubitativo, merced al buen hacer en el achique de los andaluces, pero que asestó dos golpes letales antes del descanso, primero a la contra y luego sorprendiendo con un pase frontal, de los que ya no se levantó su anfitrión. La mandíbula de cristal a la que hacía referencia el técnico vasco, que no ha mejorado tras el cierre del mercado veraniego, al menos de momento. Al poco de la reanudación, ya no hubo historia, aunque la sentencia pudo llegar antes si Dembélé hubiera estado menos 'chupón' o si Bono no hubiese reaccionado tan bien ante un Lewandowski que sólo ve ya el Trofeo Pichichi entre ceja y ceja.

Arrancó fuerte el conjunto local, con una presión alta que dio pronto sus frutos, hasta el punto de que Rakitic pudo poner el 1-0 enseguida, tras un enorme pase interior de Isco, pero Ter Stegen, primero, y Araujo, después, evitaron males mayores en un arranque intenso en el que Lewandowski pidió penalti en un forcejeo con Acuña en el área contraria. Volvió a avisar el conjunto de Lopetegui, pero Lamela estaba en claro fuera de juego antes de batir la meta azulgrana, mientras que el 'Huevo' la mandó a las nubes en una contra en superioridad con mejores opciones a priori. Más clara la tuvo luego En-Nesyri con su pierna mala, pero de nuevo en posición ilegal, como más tarde el ex madridista en un mano a mano prometedor y otra acción calcada que desbarató el portero alemán. Una tónica con color blanquirrojo que hizo despertar tímidamente a los de Xavi, con Montiel cortando un centro-chut de Raphinha, pero únicamente la bandera en alto del asistente de Fondo impedía la sonrisa blanquirroja.

Sin embargo, la primera realmente clara del Barça fue gol: contra que conduce vertiginosamente Dembélé, Lewandowski supera a Bono por alto y, pese que Fernando la salva sobre la línea, Raphinha remacha de cabeza. El ex del Leeds lo intentó nada más sacarse de centro con un zurdazo que buscaba el ángulo, demostrando que a los catalanes no les hace falta ser superiores, sino certeros. El encuentro iba de área a área, con el peligro evidente por la necesidad sevillista y la ventaja barcelonista. El 'Mosquito' quiso repetir la cabalgada del 0-1, volviendo loco a Fernando y disparando desviado de zurda. Sí acertaría el polaco, que bajó con el pecho un gran servicio de Koundé para revolverse de manera letal ante el portero marroquí.

Estaba claro que no era el mejor rival para el despertar nervionense, porque la pegada que ha conseguido juntar Laporta con sus 'palancas' es brutal. En el alargue, Dembélé perdonó la aparente sentencia fruto de su individualismo, tras burlar a Montiel y superar a Bono por alto. mala pinta. Al menos, con el doble cambio de salida, inició con energías renovadas el Sevilla, aunque tampoco acertó Lamela a asustar de verdad en la primera acometida. El que sí lo haría de nuevo es el Barça, con la segunda asistencia de Koundé, que devuelve de cabeza en el segundo palo el balón colgado por Raphinha para que Eric García, que no había celebrado un tanto propio como profesional, hiciera el tercero. De ahí en adelante, se jugó ya otro partido, con el anfitrión tratando de que no aumentara la goleada y los foráneos, gustándose y con su entrenador dando minutos a los menos habituales. Bono, con un paradón abajo, impidió que Lewandowski ganara enteros en la lucha personal por el 'Pichichi' con un remate acrobático 'a lo Cruyff' a pase de Sergi Roberto.

El ex del Bayern lo buscó de nuevo antes de ser sustituido por Ansu Fati, pero Bono punteó su vaselina, rematando la faena José Ángel Carmona al evitar que Frenkie de Jong aprovechase el rechace. El canterano puso amor propio, también en una contra de Ferrán Torres, pero, más allá de un disparo del Papu nada más salir, apenas transcurrió ya algo reseñable en un encuentro que deja todo tal como estaba: el Barça embalado hacia la cima y el Sevilla, en caída libre.

FICHA TÉCNICA.-

Sevilla FC: Bono; Montiel (Suso 64'), Gudelj (José Ángel Carmona 46'), Nianzou, Acuña; Fernando, Joan Jordán (Delaney 46'), Rakitic; Isco (Papu Gómez 70'), Lamela y En-Nesyri (Dolberg 56').

FC Barcelona: Ter Stegen; Koundé, Araujo, Eric García (Sergi Roberto 54'), Balde (Jordi Alba 63'); Busquets, Pedri (De Jong 63'), Gavi; Dembélé (Ferrán Torres 63'), Raphinha y Lewandowski (Ansu Fati 74').

Árbitro: Mateu Lahoz (valenciano). Amarillas a los locales Joan Jordán y José Ángel Carmona, así como a los visitantes Dembélé, Balde, Araujo y Sergi Roberto.

Goles: 0-1 (21') Raphinha; 0-2 (36') Lewandowski; 0-3 (50') Eric García.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 4ª de LaLiga, disputado en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán de Sevilla ante 40.233 espectadores.