Estadio DeportivoHueco blanco

"Si Monchi hablara..."

Al de San Fernando, que tiene su porcentaje de culpa en la parcela que le corresponde, no se le ha podido olvidar el fichar de un año para otro; si se ha vendido por cien y se ha firmado por menos de 30... Alguna explicación habrá

Alejandro SáezAlejandro Sáez
Seguir
5 min lectura
"Si Monchi hablara..."
Monchi, director deportivo del Sevilla FC. - UES

“Si Monchi hablara…”. Esa es la respuesta con la que habitualmente uno se encuentra siempre que acude a esos satélites que giran en torno al Sánchez-Pizjuán y que conocen a las mil maravillas todo lo que se cuece en el palco, aunque públicamente nadie se atreva a hablar abiertamente de ello.

Cosas, imagino yo, por las que el de San Fernando se ha visto obligado a lo largo de todos estos meses atrás a salir a la palestra a modo de paraguas para intentar tapar los errores cometidos. Los suyos, y los ajenos. Pues Monchi, lógicamente, también es culpable de la situación actual del Sevilla FC, al menos en la parcela y en el porcentaje que le corresponde. Teniendo en cuenta, vaya por delante, que el Consejo de Administración, y su presidente, en última instancia, son los máximos responsables de todo. Si lo eran de los éxitos cosechados en un pasado, también deben serlo ahora de los fiascos del presente. Y no son pocos, tanto en lo deportivo como en lo económico. Y al último mercado me remito.

Que la planificación deportiva no ha sido la más acertada es algo que no se le escapa a ningún sevillista. Y por ello, el director deportivo nervionense tiene que asumir con su responsabilidad. Por lo hecho, o por lo dejado de hacer. Y es que, quizá, sólo quizá, ahí está el quid de la cuestión. Y es que yo me resisto a pensar que a Monchi se le haya olvidado fichar de un año para otro. Que si ha vendido por cien millones y ha fichado por menos de 30 se debe, fundamentalmente, a algo que se escapa a sus decisiones. Al menos, así lo veo yo. Y es que a nadie se pega un tiro en el pie por gusto, pero esos 70 ó 80 millones de euros de diferencia y que no se han podido invertir en fichajes se deberán a algo. Y ahora llega el momento de analizar las excusas.

Una posible espantada de Sampaoli

La pandemia, la ambición del club por mantener una plantilla que luchara LaLiga durante los dos últimos años… Varios y diferentes son los argumentos esgrimidos desde el club para defender el delicado momento que vive el club hoy día. Asumirlo, al menos, es el primer paso. Y es que meses atrás, incluso, había quien lo discutía. ‘El Sevilla FC está arruinado’, vino a decir Del Nido hace no tanto y había quien hasta se reía de ello… Ahora llega el mercado de enero y no hay posibilidad de hacer un esfuerzo en reforzar la plantilla si antes no se producen salidas. Por número, pues sólo hay una ficha libre, y por coste, pues las cuentas son las que son.

El vídeo filtrado de Del Nido en el que avisa de lo que le ocurrirá al Sevilla en Navidades

“Si Monchi hablara…”, repiten. Y Monchi, precisamente, lo que está haciendo es dejar de hablar. El De San Fernando se ha dado cuenta que ser el paraguas de otros no es su misión y las diferencias son evidentes. Ya no vale con cantar el himno y la cosa se ha puesto tensa de verdad. Algún que otro energúmeno ya le ha aporreado el coche y le ha deleitado con alguna que otra lindeza, mientras que el equipo, con Sampaoli, tampoco acaba de mostrar una imagen muy diferente a la que venía evidenciando con un Julen Lopetegui al que el de San Fernando no optaba por destituir todavía y en el que seguía confiando. Había que cobrarse alguna cabeza, pensaban otros.

“Si Monchi hablara…”, reiteran unos y otros. Y yo no sé si Monchi hablará o si, realmente, se cansará a final de temporada y pedirá la cuenta. Pero sí tengo claro que al director deportivo no se le ha podido olvidar fichar de un año para otro y que quizá, sólo quizá, lo que hace falta es que hable de verdad y, así, el sevillismo pueda acabar de entender la situación actual.