Estadio DeportivoHueco blanco

"Hay que ganarse jugar dos minutos"

Rubi acertó con los cambios en la segunda mitad de la victoria del Almería en casa frente al RC Celta de Vigo

"Hay que ganarse jugar dos minutos"
Rubi dando órdenes durante el partido ante el Celta de Vigo - LaLiga
Luisma SanchezLuisma Sanchez5 min lectura

Una nueva victoria de la Unión Deportiva Almería en casa. Ya es la tercera consecutiva y el equipo de Rubi escala puestos en la tabla. El partido estuvo marcado por la expulsión de Gabri Veiga que fue revisada por el VAR. Para muchos fue algo fortuito, pero Del Cerro Grande interpretó que el canterano celeste merecía la cartulina roja. El Power Horse Stadium se convierte en un fortín en el que será difícil conseguir puntuar esta temporada.

A pesar de ello, el equipo almeriense mostró una mejor cara en la segunda mitad, algo que se le pedía tras acabar los encuentros con baja intensidad. Rubi supo acertar con los cambios y futbolistas como César de la Hoz o Íñigo Eguaras se estrenaron como goleadores por primera vez en Primera división. También lo hizo Lázaro Vinicius que saltó desde el banquillo al terreno de juego y tuvo mucho peligro en la banda. Un gran partido de los almerienses que poco a poco van sumando cada vez mejores sensaciones cada jornada que pasa.

Las declaraciones de Rubi después de la victoria del equipo:

El análisis del partido: “Estamos muy, muy satisfechos. A veces que te quedes con un hombre más hace que te pongas nervioso y te atasques, como nos ha pasado en la primera parte. En la segunda mitad hemos jugado con mucho oficio, leyendo bien el partido y con ese punto de acierto que necesitas para darle la vuelta”.

La mejoría del equipo: “El partido era muy igualado, nosotros estábamos bastante torpones con el balón, en otros días hemos estado más acertados. Pero en defensa tampoco hemos sufrido. Ha habido un tiro espectacular desde fuera del área y no hemos tenido más ocasiones de riesgo. Las dos primeras partes de los dos últimos partidos en casa fueron mejores que la segunda de hoy, pero teníamos un déficit en las segundas y hoy hemos mejorado eso. Hemos ido de menos a más y en los otros partidos en casa de más a menos. Aquí lo importante es ganar, que eso no se olvide nunca. Es el objetivo de todos los equipos profesionales”.

El descanso: “Lo más importante ha sido el descanso, hablar con ellos y tranquilizarnos. Hemos entrado nerviosos diciendo que somos uno más, precipitándonos y yendo lentos. No hay que pensar en el segundo gol, sino en el primero. Los cambios también han influido pero porque ellos lo han hecho buenos. Siempre lo hacen ellos buenos. El entrenador en las victorias no es tan importante y en las derrotas tampoco”.

El equipo en casa: “El equipo está en una dinámica muy, muy buena. Los números en casa son espectaculares, a ver si conseguimos encontrar la tecla fuera. "No paramos de decirle al equipo las cosas que puede mejorar. En Villarreal, excepto los últimos diez minutos, no jugamos nada mal. En los últimos sí nos precipitamos. Hoy nos ha pasado lo mismo y hemos mejorado en esa situación”.

Los cambios: “A los futbolistas les hemos hablado esta semana que los cambios no son gratis ni un castigo. Hay que ganarse jugar dos minutos. Cuando se entra, hay que entrar con motivación. "El equipo es muy joven y tiene situaciones nuevas porque un jugador que jugaba siempre ahora está en el banquillo. Tiene que aprender a manejar esas situaciones para que cuando entre rinda. Hoy ha salido todo perfecto respecto a eso. Teníamos la posibilidad de quitar a César, retrasar a Robertone y que entrase Portillo o Arnau por dentro para buscar algo más, quitando un jugador de tarjeta”.

Mensaje a la afición: “Lo más importante es que el público se va contento. Al final trabajamos para ellos. Si la afición está feliz, el cuerpo técnico, el club y los futbolistas, igual. Sabemos que fuera podemos hacer más”.