OPINIÓN

El Sevilla paga el peaje de la Champions

01.11.2020 | 12:06
El Sevilla paga el peaje de la Champions

Tres derrotas consecutivas por primera vez en LaLiga con Lopetegui al frente de los mandos. Ante el Granada, el sábado previo al debut en Champions; en el Sánchez-Pizjuán frente al Eibar, después de haber logrado un meritorio empate a cero en Londres ante el Chelsea; y en su visita a San Mamés, tras ganar al Rennes por la mínima un encuentro que pudo acabar en goleada. La lectura es sencilla: la glamurosa Champions pasa su particular peaje. Otros tres puntos que se escapan y otros tres días para descansar antes de recibir el próximo miércoles al Krasnodar.

No hay tiempo para el descanso subido en el tren de alta velocidad y las piernas y la mente lo pagan incluso en un portento físico como Navas, que se repuso del susto en forma de lesión para dejarse como siempre el alma en otro partido completo. Posiblemente, con mayor frescura física y mental el Sevilla no se habría entregado en San Mamés en la recta final de un partido que tuvo mucho tiempo controlado.

Los cambios, desde luego, no ayudaron al equipo. El Mudo Vázquez empeoró el trabajo de En Nesyri, y el dominio en el juego se diluyó con la entrada de Gudelj por Rakitic y de Oliver Torres por Jordán, que estaba siendo de los mejores del equipo. Lo reconoció el propio Lopetegui, arrepentido de volver a su olvidada versión conservadora que tantas veces castiga el fútbol. La reacción final no llegó con los minutos de Munir (sustituyó a Fernando) y de Carlos Fernández (suplió a Luuk de Jong), y se consumó una justa derrota. La ojeada a las estadísticas refleja que el Sevilla ganó la posesión y en los pases totales, pero todo lo demás otorga más méritos al Athletic.

Los años de Champions siempre vienen con colmillos afilados, quizás más aún para un Sevilla que, tras ganar su sexta Europa League, apenas ha podido hacer pretemporada con la disputa de la Supercopa de Europa y con muchos de sus futbolistas titulares disputando partidos internacionales con sus respectivas selecciones. Aunque en la cruda pandemia que azota al mundo no ha lugar a fiestas con trajes de etiqueta (salvo para políticos irresponsables a la altura de jóvenes inmaduros), pasar del frac al mono de trabajo cuesta, y mantener la talla en cada cita sólo es posible con un amplio fondo de armario.

Lopetegui y el fondo de armario

¿Lo tiene el Sevilla? ¿Tiene ese fondo de armario? Es la gran duda y seguramente no va a quedar resuelta hasta que no hayan pasado unos meses de competición. Acuña sí ha mejorado a Escudero. Es intenso, tiene calidad y buena pierna en los centros. A Rekik se le espera para dar relevos en el eje de la zaga. Aleix Vidal es imposible que iguale al incombustible Navas. También se espera el desborde y el gol de Idrissi, y la aportación de Óscar Rodríguez. A ellos debe ir recurriendo Lopetegui para refrescar su primera línea, porque el ritmo de vértigo sigue.

Esta semana, nuevo giro mental para intentar amarrar frente al Krasnodar otros tres puntos y 2,7 millones de euros. Después, Osasuna en liga y nuevo parón liguero por partidos internacionales. De momento, el Sevilla está pagando cara la factura de la Champions: sólo suma dos triunfos (Cádiz y Levante), un empate (Barça) y, por primera vez con Julen, 3 derrotas consecutivas ante tres equipos de la clase media (Granada, Eibar y Athletic).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal