Estadio DeportivoHueco blanco

Marc Márquez lo vuelve a conseguir tres años después

El piloto español de Repsol Honda está volviendo a ser lo que fue tras superar su última grave lesión.

Marc Márquez lo vuelve a conseguir tres años después
Marc Márquez - MotoGP
José Antonio RiveroJosé Antonio Rivero4 min lectura

El circuito "Twin Ring" de Motegi, lugar donde se celebra el Gran Premio de Japón de MotoGP, es un circuito talismán para Marc Márquez. El piloto de Repsol Honda ha conseguido este sábado la primera 'pole position' de la temporada, en el mismo lugar donde firmó la mejor clasificación en un entrenamiento allá por 2019.

La lluvia fue la gran protagonista de la clasificación, retrasando algunos minutos el comienzo de la misma. De hecho, pilotos como Bastianini o el español Raúl Fernández acabaron por los suelos en la curva cinco y tres respectivamente.

Todo comenzó con Morbidelli liderando, aunque el también español Jorge Martín fue quien hizo de referencia al poco de empezar. Con Zarco muy cerca de la cabeza, el que estaba dispuesto a sacar tajada de las complicadas condiciones meteorológicas de la carrera era Marc Márquez, que en su sexta vuelta rebajó su tiempo a un increíble 1:55.214.

Al final, el francés Johann Zarco se quedó a dos décimas del español de Repsol Honda, consiguiendo Márquez la 'pole', la número 91 de su carrera y la 63 en Moto GP.

Tercero fue Brad Binder y cuarto el también español Mavericks Viñales, quienes se quedaron a tres y cuatro décimas de Márquez.

En Moto 2 y Moto 3 ningún español pudo conseguir la 'pole position', siendo estas para Tony Arbolino y Tatsuki Suzuki.

"Este tipo de sensaciones, el volver a celebrar cosas, aunque sea una 'pole', es bueno, pues por algo se empieza y tenemos que seguir ayudándonos con estos estímulos para seguir trabajando, pues darle la vuelta a esta situación no se hace sentando en una silla", dijo Marc Márquez al acabar la clasificación.

Hacía tres años que el español no conseguía una 'pole'. "El destino dijo que mi última 'pole' fue aquí hace tres años y tenía que ser aquí otra vez", afirmó.

Sobre la carrera del domingo, el piloto de Cervera aseguró que "mañana es una prueba, es una buena prueba para hacer 24 vueltas seguidas, ver cómo lo podemos gestionar todo, porque hay muchas cosas que gestionar, los neumáticos, la gasolina, el físico y una cosa es pilotar pensando solo en pilotar, como he hecho hoy, y otra es pilotar pensando en conservarte físicamente y habrá que gestionar muchas cosas que tienes en la cabeza para pilotar como quieres".

"En agua ha sido la confirmación de que puedo pilotar como quiero, al menos con la posición que deseo, aunque luego haya los problemas míos, de la moto y de todo, pero sí que esto me da una tranquilidad, sobre todo porque de Aragón aquí he notado un salto en el brazo, el no rodar hoy en seco me ayudará mañana, pues de haber rodado todo el fin de semana en seco habría sido difícil hacerlo bien, a un nivel alto, pero sí que son estímulos", concluyó Márquez.