GIMNASIA ARTÍSTICA

Cuatro oros para Ucrania en el regreso de la gimnasia en Szombathely

04.10.2020 | 20:45

Redacción Deportes, 4 oct (EFE).- La gimnasia artística regresó a la acción este fin de semana tras casi seis meses de pausa por la pandemia con una prueba de la Copa del Mundo en la localidad húngara de Szombathely disputada con estrictas medidas de seguridad y donde Ucrania se llevó cuatro de los diez oros en juego.


En categoría femenina, Diana Varinska se impuso en la final de asimétricas por delante de las alemanas Lara Marie Hinsberger y Lisa Zimmermann, mientras que Angelina Radivilova logró en suelo el segundo oro femenino para las ucranianas. Tras ella acabaron la polaca Marta Pihan-Kulesza y Zimmermann, que se colgó dos bronces en Szombathely.


Las húngaras Boglárka Dévai -campeona de Europa en 2018 y de regreso a la acción tras una lesión en un pie en 2019-, Anastasiia Motak y Angelina Radivilova coparon el podio en la final de salto, y la final de barra de equilibrios fue para la croata Christina Zwicker, acompañada en el podio por la letona Elina Vihrova y la checa Aneta Holasova.


Entre los hombres, los dos oros ucranianos fueron para Igor Radivilov en salto y Petro Pakhniuk en paralelas.


Radivilov, medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, aventajó al checo Ondrej Kalny y al polaco Sebastian Gawronski y al ocho veces campeón mundial, el rumano Marian Dragulescu, mientras que Pakhniuk superó en paralelas al kazajo Milad Karimi y a su compatriota Yevgen Yudenkov.


Además, el kazajo Nariman Kurbanov fue el mejor en el caballo con arcos, con el subcampeón olímpico en 2008, el croata Filuip Ude, en la cuarta plaza, el austríaco Vinzenz Hoeck en anillas, el esloveno Rok Klavora en suelo y el croata Tin Srbic, campeón mundial en 2017, en la barra fija.


Pese a que desde el 1 de septiembre las fronteras de Hungría están cerradas a los viajeros extranjeros, el Gobierno permite que se celebren pruebas deportivas internacionales siempre que los deportistas, sus acompañantes y los organizadores se atengan a unas directrices estrictas.


Los gimnastas, entrenadores, directivos y personal extranjeros que entraron en Hungría tuvieron que presentar dos pruebas COVID-19 negativas, tomadas con dos días de diferencia. Una vez en Szombathely, se aplicaron medidas de distanciamiento social y se obligó a llevar mascarillas en todo momento en los hoteles, los transportes y en el lugar de la competición, a menos que el gimnasta estuviera actuando en su aparato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal